La importancia de la vitamina D en el embarazo

            Cuando volvemos de vacaciones es frecuente escuchar la frase: venimos con las pilas recargadas, pero ¿quien recarga nuestras pilas durante las vacaciones?, muy sencillo la LUZ SOLAR, la verdadera fuente de Vitamina D para nuestro Organismo. CONOCE LOS BENEFICIOS DE ESTA VITAMINA durante el embarazo y fuera de este

 Ecobaby5D

            La deficiencia de Vitamina D es muy común en las embarazadas, este déficit se ha relacionada con un incremento de partos prematuros y un aumento de la posibilidad de que el recién nacido prematuro desarrolle problemas respiratorios ya que ellos también padecen el déficit de esta vitamina. También  se ha relacionado el déficit de la Vitamina D durante la gestación con un incremento de la tasa de Cesáreas y un incremento de la hipertensión  (Preeclamsia)

            Todos conocemos que la Vitamina D en imprescindible para mantener sanos  y fuertes nuestros huesos,  pero hay otros beneficios muy importantes que nos aporta   la Vitamina D que paso a enumerar

  1. Mejora los procesos inflamatorios y por tanto mejora el dolor crónico y los dolores  musculares y la Fibromialgia
  2. Mejora la fuerza muscular
  3. Reduce el estrés y la tensión.  Reduce la sensación de astenia o cansancio
  4. Mejora la depresión y estimula nuestro Sistema Nerviosos Central
  5. Mejora nuestra agudeza mental, incrementando nuestra capacidad de memoria del procesamiento de la información.
  6. Regula la tensión arterial y la secreción de insulina
  7. Mejora nuestro sistema inmune y por lo tanto aumenta nuestras defensas
  8. Ayuda a prevenir un gran número de cánceres
  9. Mejora la agudeza visual
  10. Reduce las afecciones respiratorias, sobre todo en pacientes asmáticos

            La mayoría de las personas que viven en España y sobre todo los que viven en el SUR, aunque parezca paradójico, padecen un déficit de esta importante vitamina. La explicación es fácil, pasamos muchas horas en los edificios y en el verano,   huimos del Sol.

            Durante nuestro periodo vacacional en el mar o en montaña estamos en contacto con la naturaleza y expuestos durante más tiempo a la LUZ SOLAR por lo que nuestro organismo incrementa la síntesis de Vitamina D, por lo tanto nos sentimos mas felices y optimistas, mejoran nuestras dolencias y nos sentimos personas nuevas.

            Pero, ¿Cómo podemos asegurar una exposición solar segura para la piel y al mismo tiempo que sea suficiente para conseguir niveles adecuados de Vitamina D?

            Un estudio llevado a cabo en Australia a una latitud y longitud equiparable a España (45º latitud sur equivalentes a los 42º norte de España) , mostró que era necesario tomar  7 minutos de sol al día durante el verano o 35-45 minutos 3 veces a la semana durante el invierno (o 10-15 minutos al Día)  con al menos con un 20% del cuerpo descubierto y sin protección  evitando las horas centrales del día y optando por las primeras o las últimas horas del día. Estas «dosis de sol» sin protección son saludables y recomendables.

            No lo olvides, Un poco de SOL mantiene cargadas nuestras pilas.

Fuente: Doctor José Eduardo Arjona

Deja un comentario