CHUPETE

El uso del chupete no es una necesidad ni una obligación. Sin embargo está muy extendido y muchos padres recurren a ello al sentirlo necesario para el bienestar del bebé. Sin embargo, como decía, pese a las costumbres que hemos visto en nuestro entorno y los consejos que recibimos, no todos los bebés lo necesitan ni lo aceptan. La pregunta es entonces ¿hace falta el chupete?Los bebés nacen con una intensa necesidad de succión, completamente adecuada a su naturaleza. Mamar les alimenta y les calma, el pecho además de fuente de leche está ahí para ofrecerles calma y sensación de paz. Succionar mucho es conveniente, sobre todo al principio, cuando es la succión continuada la que va aumentando y regulando la producción de leche.

Por eso, aparte de las consideraciones sobre su bienestar emocional, succionar mucho el pecho con succión no nutritiva, es necesario para que la producción de leche se regule.

Por ese motivo el chupete está desaconsejado en los bebés lactantes hasta que la producción y la posición estén perfectamente asentadas. Si la madre siente que su leche es aun excesiva o insuficiente, si tiene grietas o molestias o si el bebé no se prende bien, introducir el chupete puede interferir en que la lactancia se instaure correctamente. Ante la duda es mejor esperar.

Una vez esté la lactancia funcionando correctamente se puede usar el chupete, orientativamente nunca antes de los quince dias y preferiblemente pasado el primer mes al menos.

Un bebé que toma pecho puede no aceptar el chupete, sobre todo si se le permite la lactancia a libre demanda y, más específicamente, el acceso libre al pecho para la succión no nutritiva. En realidad, ese bebé no necesita chupete para nada.

Sin embargo cada niño es diferente y en algunos casos los padres desean introducirlo, pues la madre tiene molestias en los pezones o está agotada de tener al bebé al pecho de continuo. Si el bebé lo acepta y además le produce un bienestar en su uso no habría problema en dárselo. Necesita succionar mucho y esa necesidad, si no puede ser con el pecho, se le puede ofrecer con el chupete.

También he visto casos de bebés lactantes que tienen una necesidad de succión grande y que rechazan el pecho si están llenos pero piden chupar algo. Pueden chuparse las manos, mordisquear nuestro dedo, pero enfadarse si nos empeñamos en darles la teta. No quieren leche. En esos casos, tras valorarlos detenidamente, el chupete puede ayudar.Resultado de imagen de CHUPETE ES NECESARIO

Deja un comentario