LOS GENES DEL BEBE

Acaba de nacer y ya le encuentras parecidos: a ti, a su padre, a la abuela… La clave está en los genes. ¿Quieres saber qué determinan y qué no?

A menudo los hijos se nos parecen y así nos dan la primera satisfacción…”

 Cuando un bebé nace, después de comprobar rápidamente que se encuentra bien y no le falta ni le sobra nada, empiezan las comparaciones: “Esos morritos son del papá”, dice orgullosa la suegra. “Pues la nariz es de mi hija, de eso no hay ninguna duda”, responde la otra abuela…
Te ha pasado, ¿verdad? Y es que la herencia genética dejó su huella en el niño que acabas de traer al mundo desde el mismo momento de la fecundación. Te contamos cómo en las siguientes páginas.

El color de los ojos es transmitido por un solo gen, al igual que sucede con la forma del lóbulo de la oreja y con el grupo sanguíneo. Pero muchas otras características, como el color de la piel y la forma de la nariz, vienen determinadas por un conjunto de genes.

En estos casos es más complicado saber de quién ha heredado el bebé el rasgo concreto.

El pelo oscuro domina al cabello claro; el no-pelirrojo al pelirrojo y el ondulado al rizado. Por otra parte, el cabello rizado domina al pelo lacio y la calvicie a la no calvicie.

Así, el niño puede tener: el gen A del padre y A de su madre (AA); el gen A del padre y B de la madre (AB); el gen B del padre y A de la madre (BA) o el gen B del padre y B de la madre (BB).

En este último caso, sus ojos serían azules, es decir hay un 25% 
de posibilidades de que esto ocurra.
Respecto a otras características, el gen de los ojos grandes domina al de ojos pequeños. Y el de pestañas largas al gen de pestañas cortas.

El gen de la nariz de puente alto ganchuda domina a la nariz recta y el gen del puente estrecho domina al del puente ancho.

Sobre todo la nariz aguileña siempre reaparece. Y la nariz de punta recta domina a la de punta respingona. Pero hay que tener en cuenta que este rasgo siempre adquiere la forma que se acopla bien a la fisionomía de la cara.

Esto puede hacer que lanariz del hijo sea muy diferente sea las de ambos

El gen de los labios gruesos y llenos domina al de los labios finos. Pero en la forma de la boca influye más de un gen, y como también los de los abuelos dejan sus huellas, la del hijo será una mezcla de varias.

A veces ni siquiera se reconocen en ella las de los padres.

Los genes de la estatura alta son más fuertes que los de la bajita. Así, un padre alto y una madre baja tendrán antes un hijo alto o de altura media que uno bajo.

Si los dos son altos, seguramente el hijo lo será. Pero en esto también influyen factores externos, como la alimentación. Por ello hoy somos más altos que nuestros antepasados.

Son cosas muy interesantes y si quieres verlo antes de nacer la ciencia te ofrece la posibilidad de verlo en las Ecografias en 5D. Es una cita maravillosa y difícil de olvidar. Te lo perderías??’ Resultado de imagen de bebes hermosos

Deja un comentario