Todos queremos anticiparnos a este hecho, incluso antes de pensar en tener un hijo. ¿Cómo será cuando nazca? ¿A quién se parecerá? Nada tan fácil de determinar, como incierto a la vez. Porque los bebés no obtienen rasgos al azar, son el producto de una combinación genética. Es decir, sabemos a quienes sí y a quienes no se parecerán nuestros hijos.Si en tu familia existe alguna característica común, esto no quiere decir que tu hijo nazca con ella; pero es probable que sí. Por lo tanto, debemos tomar en cuenta que el bebé que está por nacer no es solo nuestro, pues otro progenitor tiene el mismo porcentaje de participación. Entonces si queremos imaginarnos cómo será, es necesario que tomemos en cuenta todas las variables.Por otro lado, aunque esta pregunta se vuelva inquietante, no debería ser lo más importante para nosotros. A quién se parecerá el bebé cuando nazca es lo de menos; primero que todo debe preocuparnos su bienestar. Sin embargo, como necesitamos un espacio para soñar, veamos cuáles son las probabilidades.

Aunque sus padres seamos solo dos, la genética humana tiene muchos misterios; es decir, no tiene porqué parecerse a ninguno de  nosotros. Sin embargo, es un hecho que tendrá rasgos comunes en alguna de las familias relacionadas. Hemos notado que a veces son los nietos los que más se parecen a tus padres que tú mismo, por ahí dicen que la familia no se pierde.

Pese a las acostumbradas sorpresas de la naturaleza, las probabilidades apuntan a los progenitores como principales candidatos. Si será rubio, moreno o cuál es el color de sus ojos, es el resultado de combinaciones genéticas claramente identificadas. Existes genes dominantes y recesivos, que hacen posible la multiplicidad de resultados.

En la actualidad no hay que esperar demasiado para saber cómo será nuestro pequeño. Muchas ecografías modernas permiten tener acercamientos precisos del rostro de tu hijo todavía en el vientre. Esto sirve para hacernos una idea de cómo será, pero los recién nacidos cambian rápidamente.

Al cabo de unas semanas, quizá sea muy diferente del que nació, y desde luego, de aquel que vimos en la ecografía. Pese a esto, nos mata la curiosidad por saber cómo luce. Lo cierto es que el aspecto definitivo está reservado para un tiempo más adelante.

En la actualidad las Ecografias en 5D permiten ver los rasgos d elos bebes con una claridad impresionante, si estas embarazada no te quedes con las ganas de verlo. Sera una experiencia maravillosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Elige

Tu Centro Ecobaby