MITOS SOBRE LOS ANTOJOS

Seguramente habrás escuchado «come lo que deseas y lo que tu cuerpo te pida, de lo contrario tu bebé nacerá con una mancha». Éste es uno los tantos mitos que existen sobre los antojos en el embarazo.

Cuando una mujer está embarazada y tiene antojo de un alimento especifico, en realidad se cree que éste deseo proviene del bebé, y que de no satisfacerlo, éste nacerá con una mancha de nacimiento, del color al alimento en cuestión. Por ejemplo, si se deseaba comer fresas y no se ha comido, entonces el bebé tendrá en alguna parte de su cuerpo una mancha rojiza.Según especialistas, las mujeres que se encuentran en estado tienen necesidad de comer alimentos del tipo encurtidos o helados, por el simple hecho de que necesitan consumir más sal o minerales en su organismo. Sin embargo, en cuento a los helados parece ser que no hay nada de especial en ello, y así como tienen ese antojo también pueden tener el de comer almendras, aguacates, espaguetis, manzanas entre otros. Si la embarazada no satisface sus antojos en el momento en que estos vienen no sucederá nada, no tendrá marcas el bebé ni otro daño por este motivo.
•Diversos estudios han confirmado que los antojos en el embarazo se provocan por el manifiesto de ciertas zonas del cerebro implicadas en el gusto y que están muy cercas de las que reciben impulsos nerviosos originados en el útero durante el embarazo y el ciclo menstrual. Todas estas se encuentran ubicadas en el quinto lóbulo del cerebro y cuando las terminaciones nerviosas del útero envían señales a sus receptores cerebrales al activar también tienden a activar a los receptores de las sensaciones del gusto, solo por proximidad, lo que termina provocando los antojos o también conocidos caprichos.

Si la embarazada nos satisface sus antojos no sucederá nada. El bebé no tendrá marcas ni otros daños por esta razón. Así que tranquila.

Resultado de imagen de antojos en el embarazo mito o realidad

Deja un comentario