Un embarazo de alto riesgo es el que tiene factores asociados que pueden afectar negativamente a la salud de la madre o del feto. Un buen control de la gestación resulta clave para evitar problemas mayores.

Las causas del embarazo de alto riesgo son muy variadas, pero existen una serie de factores asociados al mismo, algunos de los cuales están presentes antes de que la mujer quede embarazada, mientras que otros se desarrollan durante la gestación. Es importante identificarlos precozmente (idealmente antes de que se produzca la concepción) para estimar su importancia y disminuir así las consecuencias adversas de los mismos, ya que aumentan tanto la incidencia de complicaciones durante el embarazo, como el riesgo de que la situación se repita en gestaciones posteriores.

Diagnóstico de un embarazo de alto riesgo

Los embarazos que implican un riesgo grave para la salud de la madre y del bebé pueden detectarse de dos maneras. En primer lugar, cuando la gestante acude a laprimera revisión, el ginecólogo le hará pruebas médicas y preguntas encaminadas a descubrir si existe un alto riesgo en el embarazo.

En segundo lugar, una gestación de alto riesgo puede diagnosticarse si aparece un problema médico como hemorragias, dolor anómalo, hipertensión o diabetes gestacional. Será muy importante también para el diagnóstico el historial médico de la madre y sus antecedentes.

Según el doctor Meneses, entre las pruebas habituales de detección de un embarazo de alto riesgo están los análisis de sangre, biometría ,hemática, ecografías, niveles de glucosa, prueba de orina (urocultivo) y el ultrasonido.

  • Resultado de imagen de embarazos de riesgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Elige

Tu Centro Ecobaby