EL NACIMIENTO DEL SEGUNDO HIJO

La felicidad y el amor que su primer hijo trajo a su vida fueron inconmensurables, y ahora está esperando a otro hijo. Prepararse para su llegada puede ser tan gratificante y especial como la primera vez.

Aunque ya ha pasado antes por un embarazo y un parto, ahora tiene algunas cosas distintas a tener en cuenta mientras espera la llegada de su segundo hijo. Ser consciente de los cambios que se avecinan y ayudar a su hijo mayor a entender qué puede esperar es la mejor forma de prepararse para ese feliz acontecimiento.

 

Resultado de imagen de el segundo hijo

Que cambiará?

Traer al mundo a un segundo hijo y tener que cuidar de dos hijos a la vez puede ser difícil al principio. Su mejor apuesta consistirá en organizarse bien antes de que nazca el bebé, aunque puede ser todo un desafío.

Estará mucho más ocupada y tendrá que hacer malabarismos con su horario. Es posible que se canse con más facilidad, incluso antes de que nazca el bebé, porque cuidar de un hijo estando embarazada consume mucha energía.

Después del nacimiento de su segundo hijo, cuente con que las primeras seis a ocho semanas sean especialmente exigentes y agotadoras. Usted estará intentando que su hijo menor desarrolle un horario regular de alimentacion y de sueño, al tiempo que atiende las necesidades de su hijo mayor.

Un cambio positivo que traerá consigo el nacimiento de su segundo hijo será un incremento de la confianza que usted tendrá en sus habilidades, conocimientos y experiencia como madre. Tareas que le parecían muy complicadas cuando nació su primer hijo (como amamantarlo, cambiarle los pañales y cuidarlo cuando se ponía enfermo) ahora le saldrán casi de forma automática, en vez de vivirlas como verdaderas crisis.

Algunos niños muy pequeños se adaptan bien en apariencia al nuevo bebé siempre que la familia cuente con apoyos para atenderlos a ambos, pero sin duda las mamás se sienten especialmente agotadas si tienen que cuidar a dos bebés que no caminan, usan pañales o tienen despertares nocturnos.No hay un momento ideal para el segundo nacimiento que pueda ser aconsejado, cada familia tiene sus ritmos, prioridades y necesidades, pero en general es conveniente planificar ese nacimiento cuando madre, padre e hijo mayor estén preparados para organizar su tiempo y sus emociones dándo cabida al nuevo miembro. Pero una cosa ese segura, amar al segundo hijo no va a ser un problema.

 

 

Deja un comentario