La dermatitis del pañal es la irritación causada por el pañal y se manifiesta por un enrojecimiento de bordes bien delimitados. Los síntomas principales son el enrojecimiento, la irritación, la descamación y la sensibilidad. Por supuesto tu bebé estará súper incómodo y lloroso.
La escasa ventilación y la humedad que se concentra en la zona sumados al rozamiento con la piel, la orina y la materia fecal generan una agresión continua que  termina produciendo una alteración en la barrera cutánea. Estas áreas se erosionan y se infectan.
Para prevenir o aliviar la dermatitis es importante que le cambies los pañales frecuentemente para mantenerlo lo más seco posible. Al limpiar el culito del bebé, es recomendable que lo hagas con productos especiales, evitando aquellos que contengan alcohol y perfumes. Cada vez que lo cambies, usa una crema que alivie la irritación y proteja la piel de la humedad.
Usa un pañal que esté bien ventilado y que absorba bien la humedad. Verifica que aunque haya hecho solo pis, la zona debe estar apenas húmeda. Si el bebé está muy mojado es porque no estás cambiándolo con suficiente frecuencia.
Usa solo el jabón que te recomiende el pediatra, ya que cualquier otro puede resecar la piel del bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Elige

Tu Centro Ecobaby