Ecobaby Centro ecografico sin diagnostico

11jul/180

En verano son habituales las picaduras de insecto. ¿Sabes reconocerlas?

 

picaduras2

¿Alguna vez te ha picado un insecto, y no has sabido qué insecto era?

Las picaduras de insectos pueden dar la cara inmediatamente o tardar unas horas, de la misma manera que pueden tardar mucho tiempo en desaparecer. Pueden implicar irritación, hinchazón, reacción alérgica, sarpullidos e incluso dolor. También pueden verse más o menos y tener diferentes tamaños. Por todo esto, hoy os vamos a  hablar de 7 tipos de picadura según el insecto.

Picadura de hormiga

Las mordeduras de hormiga producen hinchazón, se enrojecen y lo que las suele identificar, es la presencia de un poco de pus. Incluso podrían llegar a transformarse en ampolla. Además pueden doler, y pueden doler mucho. Lo creáis o no, estos pequeños insectos pueden producir importantes molestias. Normalmente son ligeras, pero, por ejemplo, se dice que la mordedura de la hormiga de fuego duele como una quemadura y, según un entomólogo de la Universidad de Arizona, la picadura de la hormiga bala es “como andar sobre brasas incandescentes con clavos oxidados de siete centímetros taladrándote el tobillo”.

Picadura de mosquito

Estas las conocemos todos, las conocemos muy bien. Me atrevo a decir que mínimo las sufrimos una vez al año, sin excepción. Esto suele ocurrir sobre todo en las épocas más calurosas del año, ósea, primavera y verano.

Su apariencia general es una rojez pequeña y redondeada con un puntito rojo en el centro, acompañada de una leve hinchazón. Si son varias, no suelen presentarse de forma agrupada, sino bastante distanciadas. ¿Cuál es tu efecto? Es más que conocido, ¡pican! Suelen picar bastante, y esto se debe a la saliva que desprenden los mosquitos cuando nos han succionado la sangre. Pero este es el único efecto que tiene comúnmente. Si alguna vez llegara a produciros fiebre, iros al médico pitando, probablemente no sea un mosquito común el que os ha mordido.

Picadura de abeja o avispa

Primas hermanas de nuestros amigos los mosquitos, las picaduras de estos insectos también se ponen rojas, suponen hinchazón de la piel y tiene un punto rojo y blanco en el centro, marca de donde la abeja o avispa ha clavado el aguijón. Este último es el que te permitirá diferenciar entre una y otra. Si te ha picado una abeja, el aguijón quedará dentro y tendrás que extraerlo con cuidado. Mientras que si se trata de una avispa, no quedará dentro.

Respecto a los efectos, suelen aparecer al cabo de unas horas. Una de las características principales que te permitirá identificar esta picadura es el ardor y dolor que producen, que puede durar uno o dos días.

Picadura de araña 

Las arañas muerden y la señal que suelen dejar es bastante similar a la del resto de insectos, hinchazón y enrojecimiento. La característica que las diferencia en que suelen dejar dos pinchazos ligeramente separados. Además, pueden adoptar diferentes tamaños, más grandes o más pequeños. Esto varía bastante según el tipo de araña. Lo que si os podemos asegurar, y lo sentimos mucho si decepcionamos a alguien, es que su mordedura no te convertirá en Spiderman.

El dolor que producen estas picaduras puede tardar en aparecer o ser inmediato. Lo normal es que no sea un dolor muy agudo. También suelen inyectar algo de veneno, pero no es peligroso y desaparece con el paso del tiempo.

Picadura garrapata

La picadura de garrapata se caracteriza por dejar una mancha de color rojo muy intenso, pero esto no es lo peor. Aquí viene lo desagradable: lo más común que te permite identificarlas es que probablemente verás a la garrapata aún adherida a la piel. Sí, esta es su técnica, introducen la cabeza en tu piel y ahí se quedan tan panchas alimentándose de ti hasta que las extraigas, ¡agh!

En este caso lo más determinante no son los efectos, ya que suele ser una picadura indolora. Lo más importante es que se extraiga bien, para que la cabeza no se quede dentro y se produzca una infección que pueda llegar a ser peligrosa. Puedes conseguir que salga con técnicas tradicionales como el aceite, pero si tienes un médico cerca, mejor acércate  a que te la quite un profesional.

Picadura de pulga

Y aquí están las culpables de enviar a dos niños a urgencias en Málaga. Sus picaduras producen pequeños montículos rojos en la piel y lo que las delata es que suelen ser varias a la vez y están todas agrupadas la una al lado de la otra. Producen un picor inmediato con el que a duras penas puedes evitar rascarte y si la reacción es fuerte o alérgica, pueden tener efectos considerables.

Picadura de chinche

Las mordidas de chinches también suelen ser varias y presentarse en forma grupal. La rojez que producen se debe a la reacción de la piel frente a la saliva de estos insectos. Otra señal de la presencia de chinches es que suelen dejar rastro de sangre en tu piel después de haberse alimentado, ¿suena feo verdad?

De nuevo, a no ser por reacciones alérgicas, lo que producen son solo picores.

 

Fuente: Rentokil.es
Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Leave a comment

Trackbacks deshabilitados.