Puede que en esta etapa de nuestra vida sea en la que más preguntas nos hagamos relacionadas con nuestros hábitos, porque no queremos hacerle ningún daño al bebé. ¿Podré darme un baño caliente? ¿Puedo tomar el sol? ¿Puedo ir a un spa? ¿Qué pasa si me tiño el pelo? ¿Será bueno hacer el amor de esta u otra manera? Y, sobre todo, ¿podré comer de esto?

Porque de entre los riesgos del embarazo, hay uno que nos preocupa especialmente, tal vez porque lo tenemos que hacer todos los días, varias veces. Y es el de las comidas.

Y aunque hay ciertos alimentos inadecuados que debemos evitar, por lo que hemos de estar atentas a los consejos para llevar una alimentación segura en el embarazo, son poco frecuentes los problemas graves (por desgracia, no podemos decir lo mismo de las molestias digestivas).

No obstante, ten en cuenta que palabras como toxoplasmosis, listeriosis o anisakis te rondarán durante esta etapa, provocando algún que otro temor.

Dicen que el miedo es libre y yo añado que en muchas ocasiones también es incontrolable. Todos tenemos como mínimo algún miedo que nos acompaña durante nuestra vida, para muchos sólo será una sombra que camina a su lado y que de vez en cuando cobra una mayor importancia y para otros habrá miedos que condicionen su vida permanentemente. Luego tenemos los pasajeros, esos miedos que vienen con las diferentes ocasiones, miedo al rechazo, a no sacar adelante un proyecto, duran un pequeño instante en nuestras vidas pero pueden influir y mucho, en nuestro futuro.

La gestación de tu hijo es algo maravilloso, en muchos momentos y sí, también hay otros muy malos, pero en general es algo que al final se queda como anécdota, sobre todo por lo que uno se encuentra al final.Resultado de imagen de temor en el embarazo A HACERLE DAÑO AL BEBE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Elige

Tu Centro Ecobaby