Ecografías 5D en Málaga y Granada

Reconozco que mi primera visita a ecobaby fue pronto porque no podía aguantarme más!!. Así que fui de 9 semanas pensando que veríamos “algo”, pero que tampoco sería gran cosa. Había ido muchas veces a ecobaby pero nunca, a hacerme una ecografía… (como es normal jejeje), así que no podía creerme el momento en que me tumbé en la camilla y me levanté la camiseta para que me pusieran el famoso líquido. Yo creo que ahí ya empecé a sentirme literamente “empotrada”. Hay personas a las que tengo que explicarles este término, pero siendo breve lo que quiero decir es que me quedé, circunspecta.  No quería ni moverme ni que me hablaran jajajja. Cuando conectaron la máquina y empezaron a buscar a mi bebé, creo que mi corazón latía a 1000 por hora!!. Y de repente vimos. Como un huequito negro y ahí dentro estaba!!!. Con su cabeza, sus manitas y sus piernecitas. Tan pequeño….., pero en realidad, tan grande. Se veía increíble. Me hablaban y creo que no respondía. Casi ni quería respirar porque era tan pequeño y tan difícil de encontrar que en cuanto movía la barriga al reirme o al hablar, se perdía la imagen, así que más quieta que una momia me quedé durante 20 minutos observando a mi bebé sin creerme que era mi bebé. Cuando le vi saltar aluciné. Parecía literalmente un muñeco de playmobil, o un pim y pom. Tan pequeño!!. Pero ahí estaba mi niñ@, dando puñetazos al aire y dando saltitos. 9 semanas de vida, un verdadero milagro. Nunca olvidaré esa media hora. Siempre será, la primera vez, que vi mi a mi hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Ecografía 5D
Elige

Tu Centro Ecobaby

Ecografía 5D