Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas pueden aparecer, como una de las principales amenazas, las enfermedades respiratorias.

 

 

 

Resultado de imagen de embarazo y clima frio

 

 

Durante todo el año debemos cuidar de nuestra salud, ya que cada estación requerirá de cuidados específicos, sobre todo durante el embarazo. Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas pueden aparecer, como una de las principales amenazas, las enfermedades respiratorias. Dentro de éstas las más comunes son el resfrío y la gripe.

Para evitar las mismas es importante tomar ciertas precauciones como puede ser:
• Abrigarse más y utilizar gorro y bufanda, como forma de mantener tapadas la nariz, boca, orejas.
• Exponerse lo menos posible a lugares cerrados, superpoblados y sin ventilación.
• Evitar el contacto directo con personas que se sepa que están cursando una gripe o resfrío (o alguna otra infección, por ejemplo digestiva), ya que éstas son, en general, enfermedades muy contagiosas.
• Evitar los cambios bruscos de temperatura. Aquellas que viven o trabajan en ambientes de mucho calor deben prever esto a la hora de salir al fío (desabrigarse cuando estén adentro y abrigarse bien antes de salir)
• No compartir mate, vasos o cubiertos.
• Después de viajar en autobus o estar en contacto con mucha gente, no olvidarse del lavado de manos antes de llevar las mismas a la nariz o boca. Una buena medida, es llevar alcohol en gel en la cartera.
• Es fundamental la consulta oportuna con el médico tratante, quien sugerirá medidas de prevención e informará si debe vacunarse contra la gripe. En general se recomienda esta vacunación, pero es necesario consultarlo ya que pueden existir razones para postergarlo. En caso de tener otro hijo pequeño es necesario informarse sobre la vacunación para éste.Si bien uno puede tomar algunas precauciones e incrementar los cuidados de la salud, éstos pueden ser, en ocasiones, insuficientes. Una vez que la enfermedad está instalada, algunas sugerencias que pueden seguirse son:
• Tomar más líquido
• Darse duchas de agua tibia (teniendo cuidado de que el baño no esté muy frío).
• Tomarse algunos días de descanso en la cama, en caso de decaimiento, fiebre, dolores musculares, entre otros síntomas.Sin duda, el invierno aumenta la predisposición a algunas patologías y las embarazadas constituyen un grupo más vulnerable, por lo que los cuidados, durante los meses más fríos deben incrementarse. La consulta oportuna, frente a dudas o síntomas, aunque parezcan menores, es una medida adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Elige

Tu Centro Ecobaby