Ecobaby Centro ecografico sin diagnostico

28sep/180

RH NEGATIVO ESTANDO EMBARAZADA

RH Negativo y embarazada

Imagen relacionada

¿Qué problemas pueden surgir en los embarazos RH negativo?

Es importante conocer el grupo sanguíneo de madre y feto para descartar, o tratar en su caso, la incompatibilidad de factores de RH. Es importante que el grupo sanguíneo del feto coincida con el de la madre. Para ello se realizará una analítica de sangre en la que se corroborará si la madre y el feto tienen el mismo grupo. En el caso de tener un RH negativo, se realizarán más controles posteriormente.

¿Qué es y qué implica durante el embarazo?

Es muy importante conocer en todas las embarazadas su grupo sanguíneo y su Rh. El factor Rh va seguido del grupo y puede ser positivo o negativo, en cuyo caso indica que el organismo no posee ese factor, es decir, no tiene una determinada proteína en la sangre. El factor Rh negativo durante el embarazo implica una serie de controles de la sangre, ya que si el futuro bebé posee un Rh positivo, puede provocar la creación de anticuerpos en la sangre materna que atacarían a la sangre fetal, provocando desde una ictericia fetal masiva a una muerte fetal.

¿Cuándo se realiza esta prueba?

Hoy en día se realiza a todas las mujeres embarazadas en su primer control analítico. Se realiza con una sencilla muestra de sangre materna. Solo las que resulten tener un Rh negativo tendrán posteriormente más controles.

¿Qué problemas pueden ocurrir?

Cuando la mujer es Rh negativo y su pareja es Rh positivo, el bebé tiene posibilidades de tener también un Rh positivo, lo que implicaría que durante el embarazo puedan generarse anticuerpos en la sangre de la madre que rechacen a las células del bebé, provocando graves consecuencias en éste, llegando incluso a producir su muerte. Esto puede ocurrir con más frecuencia en el segundo embarazo, cuando ya ha habido un embarazo anterior en el que se han creado esos anticuerpos en la madre.

Seguimiento durante el embarazo

El seguimiento en las mujeres embarazadas con Rh negativo está muy controlado en la actualidad y raramente ocurren complicaciones. A lo largo de todo el embarazo se le harán más análisis de sangre para comprobar que no se han desarrollado esos anticuerpos y en el caso que esto haya ocurrido, hacer un seguimiento más estricto del bebé:

  • Hacia la semana 28 de gestación se le inyectará una vacuna de inmunoglobulinas que protege a la madre frente a la creación de anticuerpos.
  • Siempre que haya una prueba invasiva en la madre, tipo amniocentesis, se administrarán las inmunoglobulinas.
  • También en aquellas que sufran un aborto deben ponerse el tratamiento.

¿Después del parto?

Una vez que nace el bebé, se recoge un poco de sangre de cordón (no les duele) y se analiza el grupo sanguíneo y Rh. Si resulta que finalmente éste es positivo, se volverá a administrar las inmunoglobulinas a la madre (nunca al bebé) como prevención para los siguientes embarazos. En caso que el Rh del bebé también resulte ser negativo, no sería necesario volver a vacunar a la madre.


Fuente: Con mis hijos
Mª Jesús Montes Matrona
2jul/180

NUEVA PAUTA DE VACUNACIÓN DE BEXSERO

vacuna

CAMBIOS EN LA FICHA TÉCNICA DE BEXSERO

Los cambios se refieren a la pauta de primovacunación, de modo que en los lactantes a partir de los 3 meses de edad se pueden usar pautas 2+1, con un intervalo entre las dosis iniciales de 2 meses.

También se modifican algunos intervalos mínimos:

  • En los que comienzan la primovacunación antes de los 6 meses de edad, la dosis de refuerzo se pondrá a los 12-15 meses de edad, al menos 6 meses después de la última de la primovacunación, y preferentemente antes de los 24 meses de edad.
  • Entre las dos dosis en niños de 2 a 10 años: no menos de 1 mes.
Edad a la primera dosis Inmunización primaria Dosis de refuerzo
Número de dosis Intervalo entre dosis
Lactantes de 2 a 3 mesesa 3 No menos de 1 mes Sí. Una dosis entre los 12 y 15 meses de edad (intervalo desde la última de la primovacunación: no menos de 6 meses)b
Lactantes de 3 a 5 meses 2 No menos de 2 meses
Lactantes de 6 a 11 meses 2 No menos de 2 meses Sí. Una dosis en el segundo año de vida (intervalo desde la segunda dosis de la primovacunación: no menos de 2 meses)
Lactantes de 12 a 23 meses 2 No menos de 2 meses Sí. Una dosis con un intervalo de 12 a 23 meses desde la segunda dosis de la primovacunación
Niños de 2 a 10 años, adolescentes y adultosc 2 No menos de 1 mes No se ha establecidod
a La primera dosis no antes de los 2 meses de edad. La seguridad y eficacia de Bexsero en lactantes de menos de 8 semanas no se ha establecido.

b En caso de retraso en la administración, la dosis de refuerzo no debería administrarse después de los 24 meses de edad.

c No hay información en adultos de más de 50 años de edad.

d La necesidad de dosis de refuerzo no ha sido establecida.

Fuente: adaptado de la ficha técnica de Bexsero
22may/180

Nacimiento LOTUS: Consiste en dejar a tu bebé unido a la placenta después de nacer

Vanessa Fisher, una madre de Texas (Estados Unidos) compartió en su perfil de Facebook una foto de su bebé cuatro días después de nacer junto a la placenta, a la que todavía permanece unido a través del cordón umbilical. Explica que se ha informado sobre los beneficios asociados a la transferencia completa de sangrede la placenta al bebé hasta que se desprende el cordón naturalmente, y con él la placenta.

Es lo que se conoce como nacimiento lotus, que consiste en dejar que la placenta se separe por sí sola del bebé días después del parto, sin necesidad de cortar el cordón. Explicamos de qué se trata y si es una práctica inocua o puede suponer algún riesgo para el bebé.

Sin título-4

Nueve días unido a la placenta

Vanessa dio a luz en su casa e incluyó en su Plan de Parto que el cordón no fuera cortado tras el nacimiento. Según dijo a Popsugar "estaba dispuesta a abrazar un enfoque muy natural para este embarazo y la eliminación de cualquier interferencia médica innecesaria era importante para mí". Sostiene que mantener la placenta adherida hace que haya una "transición más fluida" del útero al mundo real.

Tras nacer su bebé, la matrona lavó la placenta, la inspeccionó, luego la secaron y la colocaron en una bolsa hecha a mano por su prima para guardarla. En ella colocó además sal marina y hierbas para preservarla. Después de nueve días el cordón umbilical se desprendió y la placenta fue enterrada.

La placenta en el embarazo y el parto

La placenta es un órgano fundamental en el embarazo, ya que constituye la conexión vital del bebé con la madre. Su nombre proviene del latín y significa “torta plana”. Su principal misión es la de transmitir los nutrientes al bebé. En el momento del parto, se suele cortar el cordón umbilical del bebé desconectándolo también de la placenta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que siempre que sea posible, se realice lo que se conoce como "pinzamiento tardío del cordón", que consiste en esperar tres minutos para cortar el cordón umbilical para que el recién nacido reciba más sangre de la placenta y así haya menos riesgo de anemia. La OMS destaca los beneficios de la transferencia de sangre de la placenta al bebé tras nacer hasta que el cordón deja de latir, pero no menciona nada con respecto a no cortarlo.

¿Qué se hace con la placenta después del parto? La mayoría de las veces se desecha pero hay padres que optan por conservarla después del parto para enterrarla o darle otros usos. Incluso hay quienes optan por la placentofagia, es decir comer la placenta, aunque una revisión de estudios no encontró ningún dato que demuestre que haya beneficios al hacerlo.

1

La placenta en el nacimiento lotus

En el parto lotus hay padres que van más allá y deciden que su recién nacido permanezca unido a la placenta durante los primeros días de vida hasta que esta se desprenda por sí sola. Normalmente, esto ocurre entre el tercer y el décimo día, el mismo tiempo que tarda en caerse el trocito de cordón umbilical que queda en el bebé cuando este se corta tras el parto. Con la diferencia de que en el parto lotus, el bebé, el cordón y la placenta siguen unidos.

Durante esos días, se puede conservar (como ha hecho esta madre de Texas) dentro de una bolsa especialmente fabricada para este uso, un recipiente o simplemente dejarla al aire sobre una tela, siempre colocada al mismo nivel que al recién nacido. El bebé sigue siendo acompañado por su placenta tras nacer, al igual que lo estaba dentro del útero materno. El ritual tiene, además, un componente emocional. Los defensores de esta práctica consideran que hay una unión amorosa hacia la placenta que debe honrarse y respetar su desprendimiento natural, sin forzarla con un corte deliberado y prematuro.

Según experiencias de nacimiento lotus, el olor de la placenta se intensifica a partir del tercer día, sin resultar desagradable, pero no se descompone mientras está unida al bebé, ni hay necesidad de cuidarla con aceites, especias o sal marina, que se utiliza en ocasiones para acelerar el proceso de secado.

La placenta se va secando de manera natural, al igual que lo hace el cordón que también se seca y se vuelve quebradizo hasta que se desprende "limpio" por la base del ombligo.

23

Los riesgos del parto lotus

No hay estudios realizados sobre parto lotus que demuestren que mantener al bebé unido a la placenta durante un periodo prolongado tenga beneficios para la salud.

Cuando empezó a surgir esta práctica hace unos años, el Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido (RCOG) advirtió en un comunicado que no existen evidencias científicas sobre los beneficios de este método y que lo consideraba arriesgado por la degradación de la placenta.

"Si la placenta se deja por un período de tiempo después del nacimiento, existe un riesgo de infección que, en consecuencia, puede propagarse al bebé. La placenta es particularmente propensa a las infecciones ya que contiene sangre. Dentro de poco tiempo después del nacimiento, una vez que el cordón umbilical ha dejado de latir, la placenta no tiene circulación y es esencialmente tejido muerto.

Por lo tanto, si las mujeres optan por la no separación del cordón umbilical, el RCOG recomienda encarecidamente que sus bebés sean vigilados cuidadosamente para detectar cualquier signo de infección".

Fuente: Bebé y más
17may/180

Un padre se tatúa los dibujos que va haciendo su hijo desde que tiene 4 años

¿Te gustan los tatuajes?

Este padre se está tatuando todos los dibujos que su hijo de 4 años se va haciendo.  Su nombre es Keith Anderson, de Peterborough, Ontario y cada año, desde que su hijo tenia cuatro de tatúa uno de los dibujos que su hijo hace para él. ¿Increíble verdad?

Nadie puede negar que no sea un proyecto original y un gran punto de unión entre padre e hijo. Cuando le preguntaron a Keith que hasta cuándo pensaba seguir haciéndose tatuajes, el contestó que hasta que su hijo dejara de hacerle dibujos.

¿Qué pasará cuando te vayas quedando sin espacio? Bueno, le diré a mi hijo que haga los dibujos más pequeños. Contestó Keith.

En uno de sus últimos tatuajes ha sido su propio hijo el que le ha tatuado parte de su obra. No me digan que eso no es tener confianza en el joven.

Fuente: Bebés y más
8may/180

Calendario de vacunación de nuestros pequeños

vacuna niños

 

Uno de los aspectos más importantes de la salud de nuestros hijos son las vacunas, que previenen de enfermedades altamente contagiosas y algunas muy peligrosas e incluso potencialmente mortales.

Aunque en las revisiones periódicas de nuestro hijo, nuestro pediatra y/o enfermera nos irán informando de las vacunas que le corresponden según su edad y el calendario vacunal de la AEP, os dejamos este recopilatorio (ordenado alfabéticamente) con todas las vacunas que deberán administrarle. Recuerda la importancia de completar todas las dosis y de consultar periódicamente su calendario de vacunación.

 

1366_2000