DIABETES GESTACIONAL

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece por primera vez durante el embarazo en mujeres embarazadas que nunca antes padecieron esta enfermedad. En algunas mujeres, la diabetes gestacional puede afectarles en más de un embarazo. La diabetes gestacional por lo general aparece a la mitad del embarazo. Los médicos suelen realizar estudios entre las 24 y 28 semanas del embarazo.

La diabetes gestacional se puede controlar a menudo con una alimentación saludable y ejercicio regular, pero algunas veces la madre también necesitará insulina.

Problemas de la diabetes gestacional en el embarazo

El azúcar de la sangre que no está bien controlado en la diabetes gestacional puede llevar a problemas en la madre y su bebé:

Un bebé demasiado grande

La diabetes que no se controla bien causa un aumento en el azúcar de la sangre del bebé. El bebé está “sobrealimentado” y crece demasiado. Además de causar incomodidades a la madre en los últimos meses del embarazo, un bebé extra grande puede originar problemas durante el parto tanto para ella como para él. Puede que la madre necesite una cesarea para poder dar a luz.

El bebé puede nacer con daño en los nervios debido a la presión en los hombros durante el parto.  Un buen consejo es comer alimentos saludables incluidos en un plan de comidas para personas con diabetes.

Coma alimentos saludables incluidos en un plan de comidas para personas con diabetes. Un nutricionista puede ayudarle a crear un plan de comidas saludable y enseñarle a controlar su azúcar en la sangre durante el embarazo.

El ejercicio es otra manera de controlar el azúcar en la sangre, ya que ayuda a nivelar el consumo de alimentos. Después de consultar a su médico, puede realizar ejercicio de manera regular durante y después del embarazo. Procure hacer un mínimo de 30 minutos de actividad física, de moderada a intensa, al menos cinco días a la semana. Esto puede ser caminar a paso rápido, nadar o jugar activamente con los niños.Resultado de imagen de embarazos con diabetes gestacional

 

COMO AFECTA EL CALOR EN EL EMBARAZO

Si estar embarazada ya de por sí hace que suba la temperatura corporal (sobre todo por los cambios hormonales), imagina el embarazo a más de 30º C.

El calor influye (y mucho)  en el embarazo y tiene consecuencias físicas en la embarazada. También puede influir en el bebé e incluso hacer que el momento del parto se adelante. Además, la embarazada debe tener especial precaución ante la llegada repentina de olas de calor.

Las altas temperaturas hacen que se contraigan los vasos sanguíneos como método de ‘enfriamiento’. Por eso a muchas personas se les hinchan los pies. Algo mucho más visible en las embarazadas, ya que su temperatura interna aumenta durante la gestación. El calor puede desencadenar un tipo de estrés en la embarazada que induce a la aparición de contracciones uterinas y hace que aumente la producción de las hormonas que desencadenan el parto (la oxitocina y la prostaglandina).

Muchos ginecólogos creen que durante las épocas de calor aumentan los partos prematuros. De hecho, los últimos estudios demuestras que las altas temperaturas acortan la duración del embarazo.

El calor puede convertirse en una situación de riesgo cuando se produce a un golpe d ecalor. Y éste se da cuando la temperatura corporal de la embarazada sube a más de 39º C. Aparte de la alta temperatura, los síntomas de un golpe de calor son:

– Piel enrojecida y seca

Pulso acelerado y dolor de cabeza

– Mareo, vértigo

– Vómitos

Ante cualquiera de estas señales de alarma, debes acudir de inmediato a urgencias.Resultado de imagen de embarazadas con calor

 

EMBARAZOS DESEADOS

Es un estado muy natural por el cual, en algún momento de la vida, puede pasar una mujer.
Cuando nos enamoramos, en un porcentaje muy alto, deseamos tener hijos con esa persona que amamos.

Los primeros síntomas varían en cada mujer; cada embarazo es distinto. En los tres primeros meses pueden aparecer mareos y náuseas matutinas debido a las alteraciones hormonales que tienen lugar en el organismo; es posible que la futura madre no pruebe alimentos que antes le fascinaban o que comience a agradarle cosas que antes detestaba.

un embarazo deseado significa la culminación de un gran sueño, el disfrute de una nueva situación, un horizonte cargado de miles de expectativas y tareas que los futuros padres deben aprender a alternarlas gradualmente.

El embarazo es una bendición, la cual hay que enfrentar con responsabilidad, sin manipulaciones, sin miedos, con alegría, con mente positiva y con el pensamiento de que el hijo ha de heredar, no solo nuestros ojos verdes o castaños, sino algo de nuestro carácter, de nuestras manías, de nuestros miedos y de nuestro comportamiento en general.

 

Resultado de imagen de embarazo  deseado consejos

EMBARAZOS EN PRIMAVERA

¿Estás embarazada en primavera? Enhorabuena, la primavera es una de las estaciones más cómodas y bonitas para que tu bebé vaya creciendo en tu interior. Aparece el sol y se abre la posibilidad de salir al aire libre y realizar actividad fisica durante el embarazo.

Consejos para la embarazada en primavera

  • Una hora al día para caminar. Tanto si trabajas como si no, has de disponer de una hora al día aproximadamente para poder deambular por una zona con vegetación, un parque. De esta manera, vas a realizar el ejercicio físico preciso durante el embarazo, vas a poder respirar el aire puro. Y por otro lado, también es interesante pasar ese rato escuchando música o charlando con algún familiar o amiga que te acompañe, va a ayudarte a relajar el estrés de tu día a día.
  • Alérgicas con gafas de sol. Es muy importante que si presentas alergia al polen , intentes evitar las horas de máxima exposición al mismo, si sales a caminar, emplees gafas de sol y vayas por los sitios con menor riesgo.
  • Haz el cambio de armario. Es esencial que te pongas ropa cómoda en el embarazo para resistir el calor. Mucho cuidado con los pantalones, calcetines o zapatos que te compriman: haz cambio de armario rápidamente y pon a mano tus prendas más frescas. Aunque te parezca raro este consejo, en ocasiones somos nosotras mismas las que nos generamos los edemas de las piernas y los pies con la vestimenta ajustada, por lo que debes tener precaución. A la hora de caminar, debes emplear también ropa deportiva y transpirable, y un calzado que te sujete el pie.
  • Más agua, fruta y verdura. En la alimentación debes intentar comer mas fruta y verdura, puesto que te van a aumentar el aporte de hidratación, igual que el beber una gran cantidad de agua, entre dos y tres litros al día. No se aconsejan, las bebidas gaseosas y azucaradas: te van a quitar la sed de manera puntual, pero lo que tu cuerpo y tu bebé necesitan es agua de manera continua, a lo largo del día. Debes prestar especial cuidado cuando vayas en medios de transporte público, puesto que pueden no haber iniciado el funcionamiento del aire acondicionado todavía, habiendo ambientes de mucho calor, y aumenta el riesgo de síncopes en las gestantes en esta época del año. En estas ocasiones, como cuando vas a realizar deporte, debes ir siempre con una botella de agua a mano.Resultado de imagen de EMBARAZOS EN PRIMAVERA

LAS EMBARAZADAS TAMBIÉN CELEBRAN EL DÍA DE LA MADRE

Aunque celebrar el día de la madre para algunos es exclusivo de quienes ya han tenido a su bebé y otras directamente lo tachan como un mero reclamo publicitario.

Tal vez quienes no hayan pasado por esto no lo entiendan muy bien, porque muchas veces se ha escuchado eso de que hasta que el bebé no ha nacido no puedes llamarte madre, pero las noches en vela, las náuseas, las molestias y dolores que sentimos nos han abierto la puerta a esta aventura y nos empiezan a mostrar el significado de lo que es ser madre.

Siempre se piensa que el ambiente que rodea a una embarazada afecta directamente a su bebé… los estudios que se han hecho sobre los efectos del estrés en el niño así lo indican, así que los momentos de alegría y celebración seguramente también le llegarán a él. ¿Por qué no entonces aprovechar un día como este para sorprender a la futura mamá y hacerle sentir lo importante que es?

Este tipo de detalles también hacen que recuerdes la experiencia del embarazo como algo bonito… al fin y al cabo durante este tiempo eres la reina de la fiesta .¿A quién no le gusta recibir una plantita, un buen libro o una cena romántica? ¿Y qué le lleven el desayuno a la cama? No es necesario gastarte una millonada, con un simple detalle o un gesto la embarazada ¡será felizResultado de imagen de dia de la madre para embarazadas

 

 

HERENCIA GENETICA

La genética se encarga de combinar los genes de la madre y del padre para dar lugar a los rasgos y características que tendrá el niño. Eso hace que se parezca a sus padres, pero al mismo tiempo sea diferente.

El total de los genes determina las características de tu hijo a nivel físico (cuál será su grupo sanguíneo, qué rasgos tendrá…), pero también condiciona su carácter y sus preferencias innatas hacia determinados juguetes, aficiones, comidas… (una vez que el niño nazca, la educación y el entorno social contribuirán a definir estos aspectos, inhibiéndolos o potenciándolos, para conformar de este modo su personalidad).

Genéticamente no existe ningún bebé como el tuyo, ya que excepto en el caso de los gemelos idénticos, que tienen los mismos genes porque son fruto de un óvulo que se divide tras su fecundación, todos los demás seres humanos tenemos un ADN único. Por esta razón, el niño se parece a vosotros, pero al mismo tiempo es una persona diferente.

Pero si en el comienzo del nuevo bebé coinciden los 30.000 genes de su padre y otros 30.000 tuyos, el niño debería tener exactamente la misma cantidad de las características hereditarias. ¿Qué ocurre cuando este material se junta? Las características del padre y de la madre se agrupan siempre de modo ordenado, formando un par. Y en cada par hay genes dominantes y genes recesivos (o genes activos e inactivos).

Estos últimos están presentes, pero no llegan a expresarse. Uno de los ejemplos más claros es lo que ocurre con los ojos (como el gen del color marrón es dominante frente al del azul, lo más habitual es que si ambos padres tenéis los ojos marrones, vuestro hijo los tenga así).

Pero podemos encontrar muchos más ejemplos en rasgos físicos y de personalidad, e incluso en la predisposición a sufrir enfermedades.

Tu hijo, en definitiva, tiene mucho de vosotros. Y no sólo lo que ha heredado genéticamente, sino también lo que le transmitís día a día con vuestras enseñanzas y con vuestros cuidados y vuestro cariño.

¿A quién se parecen más los hijos, a los padres o a las madres?  

Se suele creer que los hijos y las hijas se parecen más a los padres que a las madres. La razón sería evolutiva, se afirma: gracias a este parecido, los padres estarían más seguros de que sus descendientes son realmente suyos.Esta creencia popular se vio respaldada en 1995 por un estudio  realizado con fotografías y que demostró que, a la edad de un año, los niños se parecían más a los padres a esa misma edad que a las madres a esa misma edad.

Sin embargo, estudios más recientes han concluido que la mayoría de los niños se parecen a ambos progenitores, aunque algunos se parezcan más al padre y otros más a la madre.

Otras investigaciones han señalado, incluso, que los niños tienden a parecerse más a sus madres que a sus padres, al menos los tres primeros días de sus vidas. Sin embargo, las madres de los bebés tienden siempre a decir justo lo contrario, enfatizando el parecido de los niños con sus padres.

Esta actitud, afirman los expertos, también podría tener una explicación evolutiva: La predisposición de las madres a remarcar el parecido de los hijos con los padres no refleja un parecido real sino que sería una respuesta condicionada destinada a asegurar el cuidado paterno de la descendencia.Resultado de imagen de herencia genetica de padres a hijos

A quien se parece mas los hijos a los padres o la madres ?

Se suele creer que los hijos y las hijas se parecen más a los padres que a las madres. La razón sería evolutiva, se afirma: gracias a este parecido, los padres estarían más seguros de que sus descendientes son realmente suyos.

Esta creencia popular se vio respaldada en 1995 por un estudio realizado con fotografías y que demostró que, a la edad de un año, los niños se parecían más a los padres a esa misma edad que a las madres a esa misma edad.
Cuando nos enteramos que un bebé está en camino empezamos a preguntarnos qué rasgos heredará de nosotros. ¿Quieres saber de qué depende su aspecto físico y su personalidad?

Sin embargo, estudios más recientes han concluido que la mayoría de los niños se parecen a ambos progenitores, aunque algunos se parezcan más al padre y otros más a la madre.

Otras investigaciones han señalado, incluso, que los niños tienden a parecerse más a sus madres que a sus padres, al menos los tres primeros días de sus vidas. Sin embargo, las madres de los bebés tienden siempre a decir justo lo contrario, enfatizando el parecido de los niños con sus padres.

Esta actitud, afirman los expertos, también podría tener una explicación evolutiva: La predisposición de las madres a remarcar el parecido de los hijos con los padres no refleja un parecido real sino que sería una respuesta condicionada destinada a asegurar el cuidado paterno de la descendencia.

Existen genes dominantes pero no definitivos. Por ejemplo, si el padre tiene ojos marrones y la madres los tiene azules, el niño tiene una probabilidad mucho más alta de que los suyos sean marrones puesto que el gen dominantepara el color de ojos es el marrón.Resultado de imagen de bebes

DE QUE DEPENDE EL PESO DEL BEBÉ AL NACER

Los bebés con excesivo peso o altura pueden presentar problemas de salud o un nacimiento más complicado, aunque hoy en día la mayoría de los casos son detectados previamente evitando males mayores.

Se calcula el peso y la altura considerando también la edad gestacional, pero en general los bebés que sobrepasan los parámetros de las tablas son considerados de riesgo. Por encima de los 4 kilos comienzan a ser observados, pero los casos que se vigilan como potencialmente patológicos son los que alcanzan pesos superiores a 4 kilos y medioTener un alto peso o talla se llama «macrosomía«. La palabra significa «cuerpo grande» y procede de las raíces griegas macro (grande) y soma (cuerpo).

Algunos factores predictivos de la macrosomía son un excesivo crecimiento del feto, la diabetes familiar y un grosor de la placenta superior a 4 centímetros. Se da más habitualmente en mujeres mayores de 30 años y en el caso de fetos de sexo masculino también es más frecuente.

Uno de los factores más normales y menos preocupantes para un nacimiento con alto peso es que los padres sean de gran tamaño, y en estos casos es la genética el factor fundamental. Son los que entrañan riesgos menores.

Sin embargo hay otras causas que pueden desencadenar un aumento de peso o talla excesivo en el bebé. Una de ellas es que la madre aumentase mucho de peso en el embarazo, pero si el peso del bebé no es demasiado alto tampoco suele ser peligroso.

La diabetes materna, tanto si la mujer la padecía ya antes del embarazo o si se trata de una diabetes gestacional, es una de las causas más habituales. La explicación se relaciona con la metabolización del azúcar. Al tener un alto índice de azúcar la sangre de la madre el bebé produce insulina extra, lo que puede provocar un crecimiento excesivo o que acumule grasas.

Estos bebés demasiado grandes llegan al mundo teniendo que enfrentar riesgos específicos. Primero, en el parto, pues pueden tener dificultades para nacer. Los partos vaginales de bebés de alto peso pueden alargarse, llegando a poner en peligro a la madre o al hijo. Suele ser necesario acudir a la cesárea, que en si misma, aunque sea imprescindible y salve vidas, implica también mayores índices de muerte y complicaciones perinatales.

Para la madre suele conllevar cesárea o parto instrumental, haciendo su recuperación más complicada y pudiendo implicar problemas serios. En los países sin una infraestructura sanitaria adecuada, estos partos, no pudiendo acudir al Hospital en caso de necesidad, terminan muchas veces con el fallecimiento de la madre y el bebé.Resultado de imagen de bebes que nacen con mucho peso

CUTIS EN EL EMBARAZO

La cara en el embarazo sufre una serie de cambios normales y dependiendo del caso, no debemos alarmarnos y observar estos cambios.

Tu embarazo detiene la caída del cabello y lo mejora, luces un pelo fuerte y brillante. Aunque otras mujeres notan que se les ha vuelto más frágil y graso. Si te ocurre esto último, lávalo con frecuencia y aplícale una crema regeneradora.

En el caso de la cara, tu cutis se embellece, esto se debe a un aumento del flujo sanguíneo, el cual mejora la irrigación cutánea y proporciona una piel con mayor luminosidad, pero estos síntomas son a rasgos generales, ya que también se dan algunos casos en los que aparecen granos y se agrava el acné. En otros casos aparecen manchas oscuras en la frente y las mejillas, para ellas, deberemos aplicar una crema de protección total antes de pisar la calle.

En los ojos te puede aparecer un edema ocular, que puede provocar una perdida de nitidez en la visión. Algunas mujeres notan que su mirada ya no es tan resplandeciente como de costumbre. Incluso notan que sus ojos han cambiado de tamaño. Hay que tener paciencia durante el tiempo de embarazo.

Tu nariz está algo reseca y congestionada, incluso te cambia el tono de voz. Utiliza suero o agua marina, pero nunca utilices sprays nasales por su acción vasoconstrictora. Si sufres alguna hemorragia nasal sin importancia, es a causa del aumento del riego sanguíneo, no es ningún factor de riesgo.

En la boca puedes sufrir gingivitis y las encías se vuelven extremadamente sensibles a causa de la fragilidad de los vasos sanguíneos, es conveniente acudir al dentista para hacerte una limpieza de boca. Para tratar la gingivitis, haz enjuagues y utiliza un cepillo de dientes suave. la alegría de traer una nueva vida al mundo hace posible soportar cualquier cambio y mirar con optimismo el futuro acontecimiento.

.Resultado de imagen de cutis perfecto en el embarazo

ROPA AJUSTADA EN EL EMBARAZO

Resultado de imagen de EMBARAZO ROPA ADECUADA

El uso de la ropa ajustada puede causar dolor en un número de áreas del cuerpo durante el embarazo. Esto incluye el abdomen, el pecho y los brazos. El tamaño del sujetador de una mujer puede aumentar tanto en el elástico alrededor del centro y de la propia copa. Los sujetadores muy ajustados pueden causar dolor en los senos, las axilas y la espalda. A medida que la mujer se acerca al parto, los senos pueden ser más susceptibles al dolor o las complicaciones por los sujetadores apretados. Esto se debe a que los senos se preparan para amamantar cuando el bebé nazca. Poner presión en un área de la mama demasiado tiempo puede causar que los conductos de la leche se tapen, incluso antes de que una mujer esté amamantando. El resultado puede ser dolor, enrojecimiento y un nudo.

El uso de ropa muy ajustada ya sea embarazada o no, puede ralentizar la circulación en el cuerpo. Al principio del embarazo, los vasos sanguíneos de la mujer se expanden en preparación para el mayor volumen de sangre que se desarrolla para proporcionar a la placenta y al bebé. Antes de que el volumen de sangre aumente para llenar los vasos, una mujer puede experimentar hipotensión o presión arterial baja, fácilmente. Ejemplos de esto incluyen ponerse de pie rápidamente desde una posición de rodillas, sentado o acostado. Las prendas ajustadas en las extremidades, como los brazos y los muslos, pueden cortar la circulación de la sangre y crear un entumecimiento o sensación de hormigueo.

Una braga excesivamente ajustada puede producir molestias abdominales e inguinales, además de favorecer la candidiasis vaginal, muy frecuente durante el embarazo. No existe ninguna contraindicación para emplear ropa interior tipo tanga, siempre que resulte confortable y no produzca irritación en la zona inguinal o perianal.  Los tejidos que se recomiendan son los que presentan un alto porcentaje de algodón. Se recomiendan  aquellas con una zona absorbente que permita disminuir la sensación de malestar y la humedad asociada al aumento del flujo vaginal durante la gestación.

Durante el embarazo es frecuente que los pies se hinchen, por lo que muchas mujeres también necesitan calzar zapatos un número más grande de lo habitual. En cuanto al calzado recomendado para embarazadas, lo mejor es que guardes los tacones altos para ocasiones especiales –y siempre que no vayas a tener que permanecer mucho tiempo en pie–, y a diario uses zapatos de horma ancha, con un tacón de tres centímetros, y que te proporcionen una sujeción apropiada.