Consejos para controlar el estrés por el parto

¿Te encuentras en la recta final del embarazo y te preocupa lo que pueda pasar cuando llegue el gran momento? Aquí tienes 3 ideas afrontar la llegada de tu bebé con tranquilidad.

  1. Estate preparada para cuando te pongas de parto

  2. Procura mantener la calma

  3. Haz una lista de tareas para el día D

El padre procura tranquilizarte, hasta que se pone tan nervioso como tú, tus amigas te cuentan lo «bien» que les fue a ellas… No hagas mucho caso y sigue estos 3 consejos para controlar tu estrés al acercarse el parto.

Estate preparada para cuando te pongas de parto

Una vez alcanzado el novenos mes de embarazo (35ª semana de gestación), el parto puede producirse en cualquier momento de forma imprevisible. Para que no te pille por sorpresa, simplemente:

  • No salgas de viaje ni te alejes mucho de casa en las últimas semanas de gestación
  • Prepara tu maleta de parto y la canastilla

¿Cuándo acudir al hospital?

Tendrás que acudir al centro hospitalario cuando las contracciones sean regulares (es decir, se produzcan cada 10 minutos) o cuando rompas aguas.

Procura mantener la calma

Cuanto más tranquila y en confianza te encuentres, mejor transcurrirá el parto (aunque siempre pueden ocurrir imprevistos). Es por esto por lo que se recomienda:

  • Asistir a las clases de preparación al parto y a las consultas prenatales con el médico
  • Haber elegido la maternidad en la que dar a luz (grande, pequeña, pública, privada, según tus preferencias)
  • Visitar con antelación el paritorio (para conocerlo e imaginarte en él)
  • Conocer personalmente al equipo médico que te atenderá y que te transmita confianza

Si no es así, no dudes en plantear todas las preguntas sobre cualquier aspecto que te pudiera preocupar. Otra buena idea es cuidar de ti misma, con actividades tranquilas y de relajación (masajes, baños, música…).

Haz una lista de tareas para el día D

Si temes que, en el momento en que te pongas de parto, tu pareja estará ocupada en el trabajo o puede ocurrir cualquier imprevisto, por improbable que sea, apunta en el móvil o una agenda cualquier número de teléfono que pudiera hacerte falta y los pasos que deberás seguir:

  • Apunta el número de teléfono de la maternidad. Así, podrás explicarle al obstetra cómo son tus contracciones, si has perdido aguas, etc., para determinar en qué momento puedes marcharte para maternidad.
  • Anota los datos de contacto de algún familiar o amigo que pueda hacer de conductor. Si nadie contestara, siempre puedes recurrir a un taxi.
  • En caso de urgencia, siempre puedes llamar al 112. Ahora bien, en ese caso no te llevarán a la maternidad de tu elección, sino a la más próxima.
  • Si ya tienes hijos, ten pensado llamar a algún vecino, amigo o niñera que pueda hacerse cargo de ellos en cualquier momento del día o de la noche.

 

Fuente: Doctíssimo

Nacimiento LOTUS: Consiste en dejar a tu bebé unido a la placenta después de nacer

Vanessa Fisher, una madre de Texas (Estados Unidos) compartió en su perfil de Facebook una foto de su bebé cuatro días después de nacer junto a la placenta, a la que todavía permanece unido a través del cordón umbilical. Explica que se ha informado sobre los beneficios asociados a la transferencia completa de sangrede la placenta al bebé hasta que se desprende el cordón naturalmente, y con él la placenta.

Es lo que se conoce como nacimiento lotus, que consiste en dejar que la placenta se separe por sí sola del bebé días después del parto, sin necesidad de cortar el cordón. Explicamos de qué se trata y si es una práctica inocua o puede suponer algún riesgo para el bebé.

Sin título-4

Nueve días unido a la placenta

Vanessa dio a luz en su casa e incluyó en su Plan de Parto que el cordón no fuera cortado tras el nacimiento. Según dijo a Popsugar «estaba dispuesta a abrazar un enfoque muy natural para este embarazo y la eliminación de cualquier interferencia médica innecesaria era importante para mí». Sostiene que mantener la placenta adherida hace que haya una «transición más fluida» del útero al mundo real.

Tras nacer su bebé, la matrona lavó la placenta, la inspeccionó, luego la secaron y la colocaron en una bolsa hecha a mano por su prima para guardarla. En ella colocó además sal marina y hierbas para preservarla. Después de nueve días el cordón umbilical se desprendió y la placenta fue enterrada.

La placenta en el embarazo y el parto

La placenta es un órgano fundamental en el embarazo, ya que constituye la conexión vital del bebé con la madre. Su nombre proviene del latín y significa “torta plana”. Su principal misión es la de transmitir los nutrientes al bebé. En el momento del parto, se suele cortar el cordón umbilical del bebé desconectándolo también de la placenta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que siempre que sea posible, se realice lo que se conoce como «pinzamiento tardío del cordón», que consiste en esperar tres minutos para cortar el cordón umbilical para que el recién nacido reciba más sangre de la placenta y así haya menos riesgo de anemia. La OMS destaca los beneficios de la transferencia de sangre de la placenta al bebé tras nacer hasta que el cordón deja de latir, pero no menciona nada con respecto a no cortarlo.

¿Qué se hace con la placenta después del parto? La mayoría de las veces se desecha pero hay padres que optan por conservarla después del parto para enterrarla o darle otros usos. Incluso hay quienes optan por la placentofagia, es decir comer la placenta, aunque una revisión de estudios no encontró ningún dato que demuestre que haya beneficios al hacerlo.

1

La placenta en el nacimiento lotus

En el parto lotus hay padres que van más allá y deciden que su recién nacido permanezca unido a la placenta durante los primeros días de vida hasta que esta se desprenda por sí sola. Normalmente, esto ocurre entre el tercer y el décimo día, el mismo tiempo que tarda en caerse el trocito de cordón umbilical que queda en el bebé cuando este se corta tras el parto. Con la diferencia de que en el parto lotus, el bebé, el cordón y la placenta siguen unidos.

Durante esos días, se puede conservar (como ha hecho esta madre de Texas) dentro de una bolsa especialmente fabricada para este uso, un recipiente o simplemente dejarla al aire sobre una tela, siempre colocada al mismo nivel que al recién nacido. El bebé sigue siendo acompañado por su placenta tras nacer, al igual que lo estaba dentro del útero materno. El ritual tiene, además, un componente emocional. Los defensores de esta práctica consideran que hay una unión amorosa hacia la placenta que debe honrarse y respetar su desprendimiento natural, sin forzarla con un corte deliberado y prematuro.

Según experiencias de nacimiento lotus, el olor de la placenta se intensifica a partir del tercer día, sin resultar desagradable, pero no se descompone mientras está unida al bebé, ni hay necesidad de cuidarla con aceites, especias o sal marina, que se utiliza en ocasiones para acelerar el proceso de secado.

La placenta se va secando de manera natural, al igual que lo hace el cordón que también se seca y se vuelve quebradizo hasta que se desprende «limpio» por la base del ombligo.

23

Los riesgos del parto lotus

No hay estudios realizados sobre parto lotus que demuestren que mantener al bebé unido a la placenta durante un periodo prolongado tenga beneficios para la salud.

Cuando empezó a surgir esta práctica hace unos años, el Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido (RCOG) advirtió en un comunicado que no existen evidencias científicas sobre los beneficios de este método y que lo consideraba arriesgado por la degradación de la placenta.

«Si la placenta se deja por un período de tiempo después del nacimiento, existe un riesgo de infección que, en consecuencia, puede propagarse al bebé. La placenta es particularmente propensa a las infecciones ya que contiene sangre. Dentro de poco tiempo después del nacimiento, una vez que el cordón umbilical ha dejado de latir, la placenta no tiene circulación y es esencialmente tejido muerto.

Por lo tanto, si las mujeres optan por la no separación del cordón umbilical, el RCOG recomienda encarecidamente que sus bebés sean vigilados cuidadosamente para detectar cualquier signo de infección».

Fuente: Bebé y más

Hallada la clave para una inmunoterapia por fin eficaz frente al cáncer de mama más letal

Las inmunoterapias, esto es, los tratamientos diseñados para potenciar la actividad del sistema inmunitario, constituyen una de las opciones terapéuticas más novedosas y prometedoras en la lucha contra el cáncer. De hecho, a día de hoy ya se han aprobado distintos fármacos inmunoterápicos que, caso muy especialmente de los inhibidores de los puntos de control o ‘checkpoint’ inmunológicos, resultan muy eficaces en el tratamiento de distintas enfermedades oncológicas. Y es que estos fármacos evitan que los tumores no puedan seguir escondiéndose del sistema inmune. Pero hay un problema: no funcionan frente a todos los tipos de cáncer. Es el caso, por ejemplo, del cáncer mama más agresivo y difícil de abordar: el denominado ‘triple negativo’. Y ahora, investigadores del Centro Oncológico de la Universidad de Colorado en Denver (EE.UU.) han descubierto el porqué y, por tanto, cómo solucionarlo.

Concretamente, el estudio, publicado en la revista «The Journal of Clinical Investigation», muestra cómo el bloqueo de una proteína denominada ‘Eya3’ evita que los tumores de cáncer de mama triple negativo puedan sintetizar una molécula clave que les permite mantenerse ocultos a los ojos del sistema inmune. Por tanto, esta Eya3 se presenta como una diana terapéutica cuya inhibición posibilitaría que los fármacos inmunoterápicos fueran, por fin, eficaces frente a esta devastadora enfermedad.

Como explica Heide Ford, directora de la investigación, «distintos estudios han mostrado que Eya3 está involucrada en la respuesta inmune a los virus, pero hasta ahora nadie había analizado si también juega un papel en la evasión de las células cancerígenas del sistema inmune. Y tampoco se sabía cómo funcionaba».

Sistema de ocultación

Las células tumorales cuentan con diversos mecanismos para evitar ser destruidas por el sistema inmune. Es el caso de la expresión de una proteína de superficie que, denominada ‘ligando 1 de muerte programada’ (PD-L1), se une específicamente a la ‘proteína de muerte celular programada 1’ (PD-1) que se encuentra en la superficie de los linfocitos T y que actúa como ‘punto de control’ inmunológico. Y es que lo que hace esta PD-1 es suprimir la actividad de estos linfocitos T y, así, ‘apagar’ o bloquear la respuesta inmune, lo que da como resultado es que el tumor tenga vía libre para crecer y expandirse por el organismo. Por tanto, la solución parece clara: hay que inhibir la PD-1 –o la PD-L1– para que el organismo siga contando con un sistema inmunitario para combatir el tumor. Y ya hay fármacos para hacerlo. Pero en el caso del cáncer de mama triple negativo no funcionan.

En el estudio, los autores fueron a la fuente de todo el problema: la producción por las células cancerígenas de PD-L1. Y, asimismo, se fijaron en una familia de proteínas llamada ‘Eya’ ya conocidas por jugar un papel esencial en el desarrollo embrionario. Sin embargo, la mayoría de las proteínas de esta familia se encuentran silenciadas en los tejidos adultos. Entonces, ¿por qué prestar atención a estas proteínas? Porque distintos estudios han demostrado que las células tumorales son capaces de restaurar su activación para que les ayuden en su crecimiento y proliferación.

La proteína Eya3 parece ser la causa de que PD-L1 se encuentre activada en el cáncer de mama triple negativo

Los autores utilizaron un modelo animal –ratones– de cáncer de mama triple negativo. Y lo que vieron es que una de las proteínas de la familia ‘Eya’, concretamente la Eya3, regula la respuesta inmune frente a los tumores. De hecho, los resultados muestran que la supresión de la capacidad de reactivar Eya3 por los tumores se asocia a una menor producción de PD-L1 por las células cancerígenas y a una mayor infiltración tumoral de linfocitos T. Es decir, si el tumor no puede activar a la proteína Eya3, no será capaz de producir PD-L1, por lo que será atacado por el sistema inmune.

En palabras de Heide Ford, «en todos los experimentos llevados a cabo, Eya3 era necesaria para la expresión de PD-L1. Entonces, ¿es Eya3 el único regulador de PD-L1? No lo creo. Supongo que habrá otras vías para regular esta proteína. Pero en nuestros tres modelos, Eya3 fue un regulador clave de PD-L1, lo que implica que Eya3 es un controlador principal de PD-L1».

También en humanos

Pero además de en los ratones con la enfermedad, ¿esta Eya3 también está presente en las pacientes? Pues sí. El análisis de tejidos humanos de cáncer de mama triple negativo reveló que los niveles de Eya3 estaban directamente correlacionados con los de PD-L1. Y asimismo, que los tumores con concentraciones elevadas de Eya3 tenían una baja cantidad de linfocitos T infiltrantes.

Sin embargo, aún no se sabe qué hace Eya3 para promover la expresión de PD-L1. El estudio ha revelado un sistema muy complejo en el que también participan el gen ‘PP2a’, bien conocido por actuar como un supresor tumoral pero que en presencia de Eya3 actúa completamente al revés y favorece el desarrollo de tumores; y del oncogén ‘Myc’, que ya se ha demostrado que juega un papel esencial en distintos tipos de cáncer. De hecho, este gen ‘Myc’ se encuentra mutado en cerca de un 70% de todos los cánceres.

Como indica Heide Ford, «cada vez contamos con más estudios que demuestran que ‘Myc’ tiene un papel fundamental en aspectos tan importantes como el crecimiento celular y el metabolismo. Pero la idea de que ‘Myc’ afecte al sistema inmune es relativamente nueva. En nuestro caso, parece que Eya3 actúa a través de ‘Myc’ para amplificar la expresión de PD-L1 y, así, suprimir la respuesta inmune».

Sea como fuere, es posible que la solución a la falta de eficacia de la inmunoterapia en el cáncer de mama triple negativo no sea tan ‘compleja’. Como concluye la directora de la investigación, «Eya3 parece ser la causa de que PD-L1 se encuentre activada en este tipo de cáncer».

Fuente: ABC

 

 

Un padre se tatúa los dibujos que va haciendo su hijo desde que tiene 4 años

¿Te gustan los tatuajes?

Este padre se está tatuando todos los dibujos que su hijo de 4 años se va haciendo.  Su nombre es Keith Anderson, de Peterborough, Ontario y cada año, desde que su hijo tenia cuatro de tatúa uno de los dibujos que su hijo hace para él. ¿Increíble verdad?

Nadie puede negar que no sea un proyecto original y un gran punto de unión entre padre e hijo. Cuando le preguntaron a Keith que hasta cuándo pensaba seguir haciéndose tatuajes, el contestó que hasta que su hijo dejara de hacerle dibujos.

¿Qué pasará cuando te vayas quedando sin espacio? Bueno, le diré a mi hijo que haga los dibujos más pequeños. Contestó Keith.

En uno de sus últimos tatuajes ha sido su propio hijo el que le ha tatuado parte de su obra. No me digan que eso no es tener confianza en el joven.

Fuente: Bebés y más

¿Cuándo debe caerse el cordón umbilical? Esta y más dudas te las resolvemos en este artículo.

¿Qué hacer si se infecta? ¿Cuándo debe caerse? ¿Qué pasa si hay sangre en el cordón?

Cordón Umbilical

 

Cuando el bebé llega a casa por primera vez, las dudas y temores de los padres se hacen más fuertes debido a los cuidados especiales que requiere un recién nacido. Una de esas preocupaciones es el cordón umbilical, la forma en que pueden limpiarlo, qué es normal y qué no y el tiempo en que tarda en caer.

El cordón umbilical conecta la placenta al ombligo del bebé, durante la gestación es el medio por el cual el feto recibe oxígeno y se alimenta. Pero ¿qué pasa con el cordón una vez nace el bebé? y ¿cuáles son los cuidados del ombligo después de caerse?

  1. Después del parto el cordón umbilical del bebé sigue unido a la placenta y sigue latiendo por varios minutos, proporcionándole oxígeno al bebé en tanto el puede respirar por sí solo.
  2. Cuando el cordón deja de latir, se añade una grapa y se corta. Durante este procedimiento el bebé no sufre ningún dolor.
  3. El cordón umbilical que queda se cae de 10 días a tres semanas después.

Estos son los cuidados que debes tener con el ombligo:

  • Mantener el muñón seco y limpiarlo cada vez que cambie el pañal.
  • Dejar el muñón expuesto al aire ayudará en la cicatrización.
  • Evitar que entre en contacto con orina, para eso doble el pañal por debajo del ombligo.
  • Encontrar unas gotas de sangre cuando se desprende o justo antes de hacerlo es normal
  • Visitar al médico en caso de que se infecte. Si encuentra: pus, enrojecimiento en la base del cordón o si el bebé llora cuando le toca el cordón.

 

Fuente: Mi Manual del Embarazo.

 

Calendario de vacunación de nuestros pequeños

vacuna niños

 

Uno de los aspectos más importantes de la salud de nuestros hijos son las vacunas, que previenen de enfermedades altamente contagiosas y algunas muy peligrosas e incluso potencialmente mortales.

Aunque en las revisiones periódicas de nuestro hijo, nuestro pediatra y/o enfermera nos irán informando de las vacunas que le corresponden según su edad y el calendario vacunal de la AEP, os dejamos este recopilatorio (ordenado alfabéticamente) con todas las vacunas que deberán administrarle. Recuerda la importancia de completar todas las dosis y de consultar periódicamente su calendario de vacunación.

 

1366_2000

Continuar leyendo «Calendario de vacunación de nuestros pequeños»

SENTIMIENTOS EN EL EMBARAZO

Durante la gestación, la labilidad emocional aumenta debido a los cambios hormonales. Son frecuentes los cambios de humor y que pases bruscamente de la alegría al llanto, o de la euforia al mal humor. Estos síntomas se acentúan si además se unen a molestias físicas importantes como nauseas, vómitos, dolor de espalda…

Por etapas, las primeras semanas es normal que tengas más sueño, y que aparezca cierta introversión que hace que te centres en ti y en tus nuevas sensaciones, lo que puede afectar a tu estado de ánimo, al igual que afecta el insomnio que suele aparecer las últimas semanas.

Por etapas, las primeras semanas es normal que tengas más sueño, y que aparezca cierta introversión que hace que te centres en ti y en tus nuevas sensaciones, lo que puede afectar a tu estado de ánimo, al igual que afecta el insomnio que suele aparecer las últimas semanas.

 

Por otro lado, el embarazo es un periodo lleno de dudas y preguntas, lo que provoca cierto grado de angustia o ansiedad, preocupación porque todo se desarrolle dentro de lo normal, por cómo te adaptarás a los nuevos cambios, por el aspecto de tu cuerpo o por cómo te sientes de preparada para la maternidad.

 

En las últimas semanas, es normal que sientas inquietud o miedo por el momento del parto: cuándo empezará, si puede surgir alguna complicación, cuánto durará, si tú bebé nacerá bien.

«Las emociones que se manifiestan son diversas en cada caso. La singularidad de cada mujer se expresa con más fuerza en torno a esta experiencia nueva, ya que cada embarazo es de alguna forma una primera vez. Los sentimientos pueden ser encontrados, no necesariamente positivos. Hay que tener en cuenta cómo se llegó a ese embarazo y en qué situación está cada mujer.»

 

Por otro lado, el embarazo es un periodo lleno de dudas y preguntas, lo que provoca cierto grado de angustia o ansiedad, preocupación porque todo se desarrolle dentro de lo normal, por cómo te adaptarás a los nuevos cambios, por el aspecto de tu cuerpo o por cómo te sientes de preparada para la maternidad.

 

 

Resultado de imagen de SENTIMIENTOS EN EL EMBARAZO

 

 

En las últimas semanas, es normal que sientas inquietud o miedo por el momento del parto: cuándo empezará, si puede surgir alguna complicación, cuánto durará, si tú bebé nacerá bien. lO IMPORTANTE ES VIVIR CON ILUSIÓN Y MUCHO AMOR LA LLEGADA DE TU BEBÉ.

¿Niño o niña? Lo puedes ver en una Ecografía 5D

Son muchísimas las embarazadas que vienen a Ecobaby para saber si el bebé que llevan dentro es una niña o un niño. Aquí queremos dejaros una foto para que podáis ver el desarrollo del sexo del bebé.

Aunque el género viene determinado desde el momento de la concepción, es a partir de la semana 12 que es posible identificar si finalmente vas a tener un niño o una niña.

En Ecobaby te lo decimos desde la semana 12 en una ecografía 5d de alta resolución y a un precio estupendo para que sea asequible a todos los hogares.

Niñoniña

A partir de la semana 12 de embarazo, se forma la ranura urogenital que se convertirá en pene o clítoris. Es lo que vemos en estas imágenes. Arriba se observa el tubérculo genital transformándose en clítoris. Abajo se ve la formación del pene a partir del tubérculo, seguido dos semanas más tarde por el glande y el prepucio.

Si quieres una cita para ver el sexo de tu bebé pincha aquí. 

 

Tomar ibuprofeno durante el embarazo es perjudicial para «las bebés»

  • Tomar ibuprofeno en los primeros tres meses de embarazo puede dañar la fertilidad de «las bebés»

  • Las niñas nacen con un número finito de folículos en los ovarios

 

Las mujeres embarazadas que toman el analgésico ibuprofeno en las primeras 24 semanas de su embarazo pueden estar reduciendo el depósito de óvulos en los ovarios de sus hijas, según concluye una investigación que se publica este viernes en Human Reproduction.

 

eva-bebe-gorrito-rosa-monoreserva ovarica

 

Los autores encontraron la primera evidencia en el tejido ovárico humano de que la exposición al ibuprofeno durante los primeros tres meses cruciales de desarrollo fetal da como resultado una «pérdida drástica» de las células germinales que producen los folículos a partir de los cuales se desarrollan los óvulos femeninos. Las células germinales murieron o no crecieron ni se multiplicaron a la velocidad habitual.

Los investigadores señalan que sus hallazgos suscitan preocupación sobre los efectos a largo plazo del ibuprofeno en la fertilidad futura de las mujeres expuestas al dolor cuando está en el vientre de su madre. «Las niñas nacen con un número finito de folículos en los ovarios y esto define su futura capacidad reproductiva como adultas», explica la directora del estudio, Séverine Mazaud-Guittot, investigadora del Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica (INSERM, por sus siglas en francés), en Rennes, Francia.

«Una reserva inicial pobremente abastecida dará como resultado una vida reproductiva acortada, menopausia temprana o infertilidad, todos eventos que ocurren décadas más tarde en la vida», advierte esta experta. «El desarrollo de los folículos en el feto no se ha completado al final del primer trimestre, por lo que, si el tratamiento con ibuprofeno es corto, podemos esperar que la reserva ovárica se recupere hasta cierto punto», tranquiliza.

Pero añade: «Sin embargo, encontramos que de dos a siete días de exposición al ibuprofeno redujo drásticamente la acumulación de células germinales en los ovarios fetales humanos durante el primer trimestre del embarazo y los ovarios no se recuperaron completamente de este daño. Esto sugiere que la exposición prolongada al ibuprofeno durante la vida fetal puede provocar efectos a largo plazo en la fertilidad de las mujeres y aumenta la preocupación por el consumo de ibuprofeno por las mujeres durante las primeras 24 semanas de embarazo. Estos hallazgos merecen ser considerados a la luz de las recomendaciones actuales sobre el consumo de ibuprofeno durante el embarazo».

Se estima que alrededor del 30% de las mujeres toman ibuprofeno en los primeros tres meses del embarazo. Las recomendaciones actuales son que el analgésico no se debe tomar después de ese momento, ya que se sabe que eleva el riesgo de malformaciones fetales; sin embargo, no hay una guía firme sobre si es seguro o no tomarlo en las primeras semanas.

La doctora Mazaud-Guittot y sus colegas obtuvieron fetos humanos entre las 7 y 12 semanas de desarrollo a partir de interrupciones del embarazo inducidas legalmente y con el consentimiento de las madres. Entonces, cultivaron el tejido ovárico en el laboratorio; parte del tejido de cada feto estaba expuesto al ibuprofeno y una segunda parte (control) no. Se analizaron muestras de 185 fetos y se midió la cantidad de ibuprofeno en la sangre en el cordón umbilical para analizar a cuánto habría estado expuesto el feto.

Continuar leyendo «Tomar ibuprofeno durante el embarazo es perjudicial para «las bebés»»

PERDIDA DE MEMORIA EN EL EMBARAZO

Hasta un 80% de las embarazadas sufre despistes y olvidos durante la gestación, que pueden reducirse con actividades para entrenar la mente«No sé dónde he dejado las llaves», «Se me olvidó acudir a la cita»… La imagen de la mujer embarazada algo desmemoriada y olvidadiza no es un mito. Distintas investigaciones revelan cambios cerebrales en el embarazo que pueden afectar a su capacidad de concentración. Este artículo explica por qué la embarazada sufre pérdidas de memoria y detallan ejercicios y consejos para entrenar la mente durante la gestación.

 

Resultado de imagen de embarazadas mas despistadas

 

 

Los despistes crecen durante el embarazo

La maternidad implica numerosos cambios físicos en el cuerpo de la mujer, pero ¿afecta el embarazo también a su mente? Según los especialistas, sí: la gestación tampoco pasa inadvertida para el cerebro.

Los científicos de la Unidad de Investigación en Neurociencia Cognitiva de la Universidad Autónoma de Barcelona señalan que durante este periodo de espera se producen cambios «en el estado de ánimo, en la conducta e, incluso, en algunas capacidades como la memoria y la concentración de la embarazada«.

La memoria espacial se ve más afectada en el último periodo del embarazo

Muchas mujeres notan como su memoria flaquea durante la gestación. De hecho, algunos estudios revelan que hasta un 80% de las futuras madres padecen olvidos y falta de memoria. Este problema se acentúa en el último trimestre, a medida que se acerca la fecha del nacimiento del bebé.

Uno de los problemas de memoria que más señalan las embarazadas es que no recuerdan dónde han dejado las cosas. Y es que la memoria espacial se ve afectada de forma significativa en el último periodo de la gestación. Además, los despistes persisten durante al menos tres meses después de dar a luz, concluye un estudio presentado por la Sociedad Británica de Endocrinología.

Las hormonas son responsables de parte de estos trastornos de memoria en el embarazo. Sin embargo, los especialistas también apuntan como posibles causas los problemas de sueño que experimenta la mujer durante este periodo, así como el estrés y ansiedad al que se enfrenta en la última etapa antes de dar a luz.

Cinco ejercicios para entrenar la mente durante el embarazo

1. Relajación y descanso. Dormir bien, estar relajada y descansada es esencial para que la mente esté despejada y en plena actividad durante el día. Además de procurar dormir bien y en una postura adecuada, la mujer debe buscar pequeños momentos de la jornada para darse un respiro y relajarse del estrés diario.

2. Ejercicio mental para el embarazo. Los pasatiempos, como crucigramas, sudokus y sopas de letras, sirven para ejercitar la mente y fortalecer la memoria durante el embarazo. La lectura y el ajedrez son otras actividades a las que se puede recurrir para mantener el cerebro en forma.

3. Estimulación cognitiva de la gestante. Para entrenar la mente, las embarazadas pueden recurrir a algunos ejercicios de estimulación cognitiva que se proponen en la Red. El cuaderno de Andrés Sardinero contiene 60 ejercicios prácticos. El sitio web Ejercicio cerebral también detalla numerosas actividades que se pueden realizar on line.

4. Las cosas, de una en una. Intentar hacer las tareas de forma atropellada y todas a la vez puede provocar un gran caos en la mente de la embarazada. Para que la memoria no juegue malas pasadas, es mejor llevarlas a cabo de una en una, sin dejar que los datos se mezclen.

5. Técnicas mnemotécnicas son un recurso de gran apoyo para los estudiantes y también para las embarazadas. Estas técnicas ayudan a fijar en la mente datos que se olvidan con frecuencia o que son difíciles de recordar.

Tres consejos para pensar mejor durante el embarazo

  • Tener un lugar fijo para cada cosa: las llaves en la entrada, el bolso en la puerta, los recibos en una carpeta… Si se le asigna un espacio concreto a cada objeto, y se procura dejarlo siempre ahí, será mucho más fácil encontrarlo cuando se necesite.
  • La agenda, el mejor aliado. Una pequeña agenda donde apuntar las citas diarias, los aniversarios y todas las anotaciones susceptibles de ser olvidadas será de gran utilidad a la mujer durante el embarazo. Las nuevas tecnologías permiten utilizar los organizadores de los teléfonos móviles o de las tabletas para este cometido. Sus alarmas sonoras permitirán recordar más de un evento.
  • Delegar en los demás. Los preparativos y las compras para la llegada del bebé ocupan gran parte de los pensamientos de la futura madre. Es hora de delegar algunas tareas en familiares y amigos, y despejar la mente. De esa forma, la mujer podrá centrarse en los aspectos de mayor importancia y dejar los detalles menos relevantes para los demás.

    Los despistes no son un deterioro de la mente

    Los despistes normales durante el embarazo no significan que la mente de la mujer se deteriore en este tiempo. De hecho, algunas investigaciones apuntan al efecto contrario y revelan que la gestación estimula la actividad cerebral y aumenta el tamaño de las neuronas en algunas regiones del cerebro. Además, los investigadores sugieren que estos cambios se mantienen e, incluso, se intensifican durante la maternidad.