Ecobaby Centro ecografico sin diagnostico

2feb/180

Tomar ibuprofeno durante el embarazo es perjudicial para “las bebés”

  • Tomar ibuprofeno en los primeros tres meses de embarazo puede dañar la fertilidad de "las bebés"

  • Las niñas nacen con un número finito de folículos en los ovarios

 

Las mujeres embarazadas que toman el analgésico ibuprofeno en las primeras 24 semanas de su embarazo pueden estar reduciendo el depósito de óvulos en los ovarios de sus hijas, según concluye una investigación que se publica este viernes en Human Reproduction.

 

eva-bebe-gorrito-rosa-monoreserva ovarica

 

Los autores encontraron la primera evidencia en el tejido ovárico humano de que la exposición al ibuprofeno durante los primeros tres meses cruciales de desarrollo fetal da como resultado una "pérdida drástica" de las células germinales que producen los folículos a partir de los cuales se desarrollan los óvulos femeninos. Las células germinales murieron o no crecieron ni se multiplicaron a la velocidad habitual.

Los investigadores señalan que sus hallazgos suscitan preocupación sobre los efectos a largo plazo del ibuprofeno en la fertilidad futura de las mujeres expuestas al dolor cuando está en el vientre de su madre. "Las niñas nacen con un número finito de folículos en los ovarios y esto define su futura capacidad reproductiva como adultas", explica la directora del estudio, Séverine Mazaud-Guittot, investigadora del Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica (INSERM, por sus siglas en francés), en Rennes, Francia.

"Una reserva inicial pobremente abastecida dará como resultado una vida reproductiva acortada, menopausia temprana o infertilidad, todos eventos que ocurren décadas más tarde en la vida", advierte esta experta. "El desarrollo de los folículos en el feto no se ha completado al final del primer trimestre, por lo que, si el tratamiento con ibuprofeno es corto, podemos esperar que la reserva ovárica se recupere hasta cierto punto", tranquiliza.

Pero añade: "Sin embargo, encontramos que de dos a siete días de exposición al ibuprofeno redujo drásticamente la acumulación de células germinales en los ovarios fetales humanos durante el primer trimestre del embarazo y los ovarios no se recuperaron completamente de este daño. Esto sugiere que la exposición prolongada al ibuprofeno durante la vida fetal puede provocar efectos a largo plazo en la fertilidad de las mujeres y aumenta la preocupación por el consumo de ibuprofeno por las mujeres durante las primeras 24 semanas de embarazo. Estos hallazgos merecen ser considerados a la luz de las recomendaciones actuales sobre el consumo de ibuprofeno durante el embarazo".

Se estima que alrededor del 30% de las mujeres toman ibuprofeno en los primeros tres meses del embarazo. Las recomendaciones actuales son que el analgésico no se debe tomar después de ese momento, ya que se sabe que eleva el riesgo de malformaciones fetales; sin embargo, no hay una guía firme sobre si es seguro o no tomarlo en las primeras semanas.

La doctora Mazaud-Guittot y sus colegas obtuvieron fetos humanos entre las 7 y 12 semanas de desarrollo a partir de interrupciones del embarazo inducidas legalmente y con el consentimiento de las madres. Entonces, cultivaron el tejido ovárico en el laboratorio; parte del tejido de cada feto estaba expuesto al ibuprofeno y una segunda parte (control) no. Se analizaron muestras de 185 fetos y se midió la cantidad de ibuprofeno en la sangre en el cordón umbilical para analizar a cuánto habría estado expuesto el feto.

1feb/180

PERDIDA DE MEMORIA EN EL EMBARAZO

Hasta un 80% de las embarazadas sufre despistes y olvidos durante la gestación, que pueden reducirse con actividades para entrenar la mente"No sé dónde he dejado las llaves", "Se me olvidó acudir a la cita"... La imagen de la mujer embarazada algo desmemoriada y olvidadiza no es un mito. Distintas investigaciones revelan cambios cerebrales en el embarazo que pueden afectar a su capacidad de concentración. Este artículo explica por qué la embarazada sufre pérdidas de memoria y detallan ejercicios y consejos para entrenar la mente durante la gestación.

 

Resultado de imagen de embarazadas mas despistadas

 

 

Los despistes crecen durante el embarazo

La maternidad implica numerosos cambios físicos en el cuerpo de la mujer, pero ¿afecta el embarazo también a su mente? Según los especialistas, sí: la gestación tampoco pasa inadvertida para el cerebro.

Los científicos de la Unidad de Investigación en Neurociencia Cognitiva de la Universidad Autónoma de Barcelona señalan que durante este periodo de espera se producen cambios "en el estado de ánimo, en la conducta e, incluso, en algunas capacidades como la memoria y la concentración de la embarazada".

La memoria espacial se ve más afectada en el último periodo del embarazo

Muchas mujeres notan como su memoria flaquea durante la gestación. De hecho, algunos estudios revelan que hasta un 80% de las futuras madres padecen olvidos y falta de memoria. Este problema se acentúa en el último trimestre, a medida que se acerca la fecha del nacimiento del bebé.

Uno de los problemas de memoria que más señalan las embarazadas es que no recuerdan dónde han dejado las cosas. Y es que la memoria espacial se ve afectada de forma significativa en el último periodo de la gestación. Además, los despistes persisten durante al menos tres meses después de dar a luz, concluye un estudio presentado por la Sociedad Británica de Endocrinología.

Las hormonas son responsables de parte de estos trastornos de memoria en el embarazo. Sin embargo, los especialistas también apuntan como posibles causas los problemas de sueño que experimenta la mujer durante este periodo, así como el estrés y ansiedad al que se enfrenta en la última etapa antes de dar a luz.

Cinco ejercicios para entrenar la mente durante el embarazo

1. Relajación y descanso. Dormir bien, estar relajada y descansada es esencial para que la mente esté despejada y en plena actividad durante el día. Además de procurar dormir bien y en una postura adecuada, la mujer debe buscar pequeños momentos de la jornada para darse un respiro y relajarse del estrés diario.

2. Ejercicio mental para el embarazo. Los pasatiempos, como crucigramas, sudokus y sopas de letras, sirven para ejercitar la mente y fortalecer la memoria durante el embarazo. La lectura y el ajedrez son otras actividades a las que se puede recurrir para mantener el cerebro en forma.

3. Estimulación cognitiva de la gestante. Para entrenar la mente, las embarazadas pueden recurrir a algunos ejercicios de estimulación cognitiva que se proponen en la Red. El cuaderno de Andrés Sardinero contiene 60 ejercicios prácticos. El sitio web Ejercicio cerebral también detalla numerosas actividades que se pueden realizar on line.

4. Las cosas, de una en una. Intentar hacer las tareas de forma atropellada y todas a la vez puede provocar un gran caos en la mente de la embarazada. Para que la memoria no juegue malas pasadas, es mejor llevarlas a cabo de una en una, sin dejar que los datos se mezclen.

5. Técnicas mnemotécnicas son un recurso de gran apoyo para los estudiantes y también para las embarazadas. Estas técnicas ayudan a fijar en la mente datos que se olvidan con frecuencia o que son difíciles de recordar.

Tres consejos para pensar mejor durante el embarazo

  • Tener un lugar fijo para cada cosa: las llaves en la entrada, el bolso en la puerta, los recibos en una carpeta... Si se le asigna un espacio concreto a cada objeto, y se procura dejarlo siempre ahí, será mucho más fácil encontrarlo cuando se necesite.
  • La agenda, el mejor aliado. Una pequeña agenda donde apuntar las citas diarias, los aniversarios y todas las anotaciones susceptibles de ser olvidadas será de gran utilidad a la mujer durante el embarazo. Las nuevas tecnologías permiten utilizar los organizadores de los teléfonos móviles o de las tabletas para este cometido. Sus alarmas sonoras permitirán recordar más de un evento.
  • Delegar en los demás. Los preparativos y las compras para la llegada del bebé ocupan gran parte de los pensamientos de la futura madre. Es hora de delegar algunas tareas en familiares y amigos, y despejar la mente. De esa forma, la mujer podrá centrarse en los aspectos de mayor importancia y dejar los detalles menos relevantes para los demás.

    Los despistes no son un deterioro de la mente

    Los despistes normales durante el embarazo no significan que la mente de la mujer se deteriore en este tiempo. De hecho, algunas investigaciones apuntan al efecto contrario y revelan que la gestación estimula la actividad cerebral y aumenta el tamaño de las neuronas en algunas regiones del cerebro. Además, los investigadores sugieren que estos cambios se mantienen e, incluso, se intensifican durante la maternidad.