Ecobaby Centro ecografico sin diagnostico

27abr/110

Los bebés que lloran demasiado tienen más riesgo de sufrir problemas de conducta

Investigadores de la Universidad de Warwick, en Reino Unido, aseguran que aquellos bebés que lloran demasiado y sin un motivo aparente tienen más riesgo de sufrir en el futuro graves problemas de comportamiento, sobre todo si además también tienen dificultades para comer o dormir. Así se desprende de los resultados de una investigación que publica en su último número la revista «Archives of Disease in Childhood», en la que se han analizado datos de un total de 22 estudios realizados entre 1987 y 2006, en los que en total participaron más de 17.000 niños.

El llanto en los bebés es normal, si bien algunos lloran "excesivamente" después de sus primeros tres meses de vida por razones que no tienen que ver con los cólicos que pueden sufrir. Por ello, la investigación se centró en estos casos, con especial atención a aquellos niños que además también tenían problemas para comer y dormir, observando que había una relación entre estos problemas y otros más graves durante su infancia. En concreto, observaron que, en muchos casos, aumentaba su riesgo de tener ansiedad o depresión, y desarrollar comportamientos agresivos o un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Además, aquellos bebés con más de un factor de riesgo son aún más propensos a desarrollar problemas de conducta. "Se trata de un aumento del cien por cien de los riesgos", según explica uno de los autores de la investigación, Dieter Wolke, en declaraciones a la BBC, reconociendo que "se duplicaron los riesgos de desarrollar problemas de con ducta relacionados con el llanto excesivo y dificultades a la hora de dormir y de comer".

Los investigadores, no obstante, no afirman que estos problemas que tenga un bebé causarán con toda seguridad problemas de comportamiento más tarde en la vida, sino que podrían ser síntomas tempranos de éstos. Por ello, señala Wolke, "si se pudieran evitar problemas de conducta con una intervención temprana, en términos de la salud pública podría ser muy importante". Por su parte, la pediatra del Great Ormond Street Hospital, en Londres, Jane Valente, señala que "sería un error que la gente se alarme demasiado", y recomienda a los padres que cuando un bebé tenga estos problemas, "se consulte primero a un profesional sanitario".

Archivado en: Sin categoría No hay comentarios
6abr/11Off

Fumar durante el embarazo eleva el riesgo de hijos fumadores

Investigadores finlandeses y rusos han descubierto que la exposición prenatal a la nicotina incrementa la vulnerabilidad frente a la auto-administración de esta sustancia en ratones adolescentes. Estos resultados respaldan la hipótesis de que los adolescentes que soportaron una exposición prenatal a la nicotina son más propensos a empezar a fumar antes que el resto y de ser más sensibles a los efectos adictivos de la nicotina, sobre todo frente al estrés y la presión del grupo.

Adolescentes que soportaron una exposición prenatal a la nicotina son más propensos a empezar a fumar antes. Para realizar este estudio, los científicos añadieron nicotina al agua que bebían ratones embarazados, lo que llevó a la aparición de diferencias entre el grupo de control y aquellos recién nacidos cuyas madres fueron expuestas a la nicotina en términos de auto-administración de nicotina. Al tratar a las hembras con nicotina durante el periodo prenatal se aumentó la frecuencia de auto-administración de los hijos, en comparación con el grupo de control, incluso a dosis menores.

Por otra parte, examinaron los efectos combinados receptor-nivel de opioides (morfina y compuestos similares a la morfina) y nicotina. Un receptor es una proteína humana a la que se 'agarran compuestos endógenos y exógenos. Una vez que los receptores son activados, ellos disparan un conjunto de señales intracelulares.

Los compuestos que están 'agarrados' a un receptor pueden alterar o apagar la señal del receptor. La nicotina se 'agarra' a estos receptores, activándoles.

Tabaquismo y otras drogas

Los resultados de esta investigación demuestran que la morfina y los compuestos similares, que normalmente suelen 'agarrarse' a sus propios receptores, también se 'agarran' a los receptores de nicotina, causando respuestas alteradas a esta sustancia.

Esta circunstancia podría dar una explicación al común uso de la nicotina junto con otras sustancias. Los resultados podrían incluso abrir nuevas vías para el desarrollo de nuevos fármacos para tratar el tabaquismo y la adicción a otras drogas.

Este estudio ha sido realizado por investigadores de la Universidad de Helsinki, la Universidad de Medicina Pavlov San Petersburgo y el Instituto de Química Bio-orgánica Hemyakin-Ovchinnikov, en Moscú.

Archivado en: Sin categoría Comentarios desactivados